16 de febrero de 2010

El Consejero de Vivienda y Obras Públicas, Antonino Burgos, ha explicado hoy la posición del Gobierno de La Rioja en relación a los enlaces necesarios desde la autopista con Logroño en el marco de la futura ronda sur de Logroño.

La postura del Ejecutivo riojano, tal y como ha comentado el consejero de OOPP, es la de de ratificar y confirmar la propuesta que el pasado 16 de diciembre de 2009 "hicimos pública como alegaciones al estudio informativo del desdoblamiento de la N-232, y que proponía la necesidad de proyectar cuatro enlaces como mínimo que permitan una adecuada conectividad con los desarrollos urbanos de Logroño y el área metropolitana; y una fluida movilidad en los movimientos de entrada y salida de la ciudad".

Antonino Burgos ha recordado que el Gobierno propuso un primer enlace para conectar la autopista con la LR-250; en el tramo entre el barrio de La Estrella y Villamediana para dar accesibilidad al este de Logroño, al corredor del Leza, al área metropolitana y a puntos estratégicos de movilidad como el Hospital San Pedro y el polígono La Portalada III.

El segundo enlace se situaría en el centro-este, entre el río Iregua y la antigua carretera a Soria: una zona todavía por desarrollar urbanísticamente, lo que se conoce como Cascajos-sur y Pedregales y zona de una nueva futura penetración del área metropolitana en Logroño, según la planificación del Gobierno de La Rioja como prolongación de una futura variante de Alberite.

Un tercer enlace sería la remodelación de la actual salida de la autopista "que deberá comprender, no sólo una accesibilidad a la glorieta de Chile, sino accesos a los desarrollos urbanísticos de ambas márgenes de la N-111 como La Cava, Fardachón, etc., y del área metropolitana a través de Lardero", ha puntualizado Burgos.

Un cuarto enlace para conectar con la zona oeste de la ciudad, es decir, para comunicar el sector sur y Prado Viejo y propiciar una salida directa a la futura ronda sur de los barrios de Yagüe, El Arco y Valdegastea.

Propuesta coincidente

Esta propuesta del Gobierno de La Rioja "coincide exactamente –ha dicho el consejero- con la que en su día realizó el Ayuntamiento de Logroño mediante acuerdo de la Junta de Gobierno de fecha 29 de mayo de 2009". "Propusimos –ha comentado- los mismos enlaces como necesarios e imprescindibles, lo que refuerza un planteamiento de las dos administraciones más afectadas por el diseño que se decida finalmente".

Es una propuesta que diversifica las entradas a Logroño en los cuatro puntos más importantes de la ciudad, distribuyendo la movilidad, haciendo el tráfico más fluido y evitando atascos. "Que el ciudadano pueda moverse lo más directamente posible en sus entradas y salidas de la ciudad evitando la peligrosidad de los tránsitos internos para vehículos y peatones. Además, prácticamente coincide con la distribución que tiene la actual circunvalación de Logroño para repartir el tráfico, actualmente con cinco enlaces de entradas y salidas", ha comentado.

El consejero riojano ha dicho que hasta la fecha, en las reuniones del grupo de trabajo que se ha creado al efecto por parte del Ministerio de Fomento (y se han mantenido dos), sólo consideran necesarios dos enlaces, uno nuevo con la LR-250 y la remodelación de la actual salida de la autopista. "Esta propuesta es manifiestamente insuficiente e inaceptable para el Gobierno de La Rioja. No vamos a amparar propuestas que hipotequen la movilidad de Logroño y el área metropolitana", ha ultimado.

"El diseño de la futura ronda de Logroño debe ser permeable, facilitar el acceso rápido y cómodo a todas las zonas de la ciudad, diversificar el tráfico para evitar aglomeraciones en los enlaces y en las vías de acceso a los mismos. Esto sólo se consigue programando un número de enlaces suficientes al tráfico actual y futuro que como mínimo deber ser cuatro", ha concluido Antonino Burgos.