5 de octubre de 2009

El Consejero de Vivienda y Obras Públicas, Antonino Burgos, ha calificado los presupuestos generales del Estado para 2010 en materia de infraestructuras para La Rioja como "grises, más bien gris oscuros, unos presupuestos con más oscuros que claros".

Sólo en materia ferroviaria, ha concretado Burgos "se ve un avance, lejano todavía, porque el avance es en estudios y proyectos, pero ni en carreteras ni aeropuertos se acometen las obras que nuestra Comunidad Autónoma necesita y que desde el Gobierno de La Rioja reclamamos insistentemente".

El dato general ya es significativo de la política en infraestructuras para el año próximo. El presupuesto en infraestructuras baja un 6,52%, baja 7 millones de euros (de 109 a 102 millones), y por segundo año consecutivo vuelve a bajar.

En materia ferroviaria, el año que viene y el siguiente "estaremos redactando proyectos en el tramo Castejón-Logroño y con el estudio informativo en el tramo Logroño-Miranda, pero no hay programación para presupuestar las obras", ha dicho el consejero riojano; que espera que no se demore su redacción ya que el año pasado se presupuestaron 5 millones y medio de euros para lo mismo y no se ha gastado ni un euro en 2009.

En carreteras. Los presupuestos reflejan la quietud en la que se van a mover. "Otro año más se incumple el compromiso socialista de liberar la autopista, simplemente colaborarán con el Gobierno de La Rioja en las medidas de gratuidad ya implantadas", ha destacado Burgos; quien también ha asegurado que tampoco hay partida presupuestaria para liberar el tramo que circunvala Logroño ni para comenzar siquiera a estudiar los enlaces necesarios.

De "ridículos" ha calificado Burgos los 190.000 euros previstos para el desdoblamiento de la N-232, "es decir, otro año más en estudios".

En cuanto al enlace de la Autovía del Camino, de los 92 millones que vale la obra, el año que viene se ejecutarán 15 millones, es decir, un 17%, "inconcebible en una obra que tiene 2 años de ejecución y que en el primero casi ni se vaya a iniciar. Casi, ni para iniciar la obra, lo que se traduce en un retraso seguro".

Respecto a la autovía del Camino, ya se presupuesta por inercia, sin prisa por terminarla. "Fíjense que las obras en el tramo Hormilla-Hervías lleva 6 meses paradas, pues el año que viene figura la misma cantidad que en 2008, o sea como si no se hubiese dejado de ejecutar nada este año".

En variantes de población, Briones y El Villar de Arnedo, el Consejero de Obras Públicas ha destacado que seguirán otro año, van 4 años en estudio informativo y se ha presupuestado 10.000 euros para cada una de ellas.

Mención aparte, merece, para Antonino Burgos la variante de Fuenmayor "si se presupuestaron el año pasado por la SEITT, 36 millones de euros, y no sólo no se han ejecutado los 10 previstos para este año sino que para el año que viene desaparece de los presupuestos del SEITT sin que figure tampoco en los de la Dirección General de Carreteras, es decir, nula voluntad de contratar la obra".

También ha descendido el presupuesto en conservación y "lo que es más grave" también desciende en actuaciones de Seguridad Vial.

En materia aeroportuaria, las cifras revelan la "desidia con la que el Estado gestiona el aeropuerto". Así, la instalación del ILS, obra que lleva licitada más de un año, que el año pasado preveía tenerlo en 2010, ahora se alarga por lo menos hasta el 2013". El mismo horizonte, asegura Burgos, se prevé para la mejora del campo de vuelos y para una nueva central eléctrica necesaria. Aplazan a cuatro años lo que se puede hacer el año que viene.

En definitiva, ha resumido el consejero, de nuevo, "en infraestructuras unos presupuestos que ralentizan el desarrollo de La Rioja. En ferrocarril se da un corto paso en estudios y proyectos pero sin previsión ni compromiso de obras". En carreteras, nada para liberar la autopista ni siquiera como ronda de Logroño, nada en el desdoblamiento de la N-232, nada de variantes: Briones, Fuenmayor y El Villar de Arnedo y partidas insignificantes en la autovía del Camino y en materia aeroportuaria "desidia absoluta se aplazan hasta 2013 las instalaciones y modernización que se podía acometer exclusivamente el año que viene", ha concluido.