22 de noviembre de 2011

39695_10

El consejero de Obras Públicas, Política Local y Territorial, Antonino Burgos, ha presidido hoy al acto de entrega al Ayuntamiento de Alfaro de la parcela de la Unidad de Ejecución 22 (UE-22), una vez terminadas las obras de urbanización que ha llevado a cabo el Instituto de la Vivienda de La Rioja (IRVI), con una inversión de 591.783 euros.

Antonino Burgos, que ha estado acompañado en este acto por la alcaldesa de esta localidad riojana, Yolanda Preciado, y el gerente del IRVI, Carlos Alonso, ha avanzado que el próximo año está previsto que el IRVI comience a levantar en estos terrenos las primeras 12 viviendas de protección oficial, con un presupuesto de 388.532 euros.

El nuevo centro de la Asociación para la Demencia del Alzheimer (ADA-Alfaro) se ubicará en los bajos de este inmueble para atender a pacientes que sufren esta enfermedad. El IRVI cederá a esta organización un local con una superficie de 340 metros cuadrados que permitirá mejorar el servicio y atender a una treintena de pacientes, el triple que en la actualidad. El centro contará con salas de reposos, talleres de estimulación, salas de usos múltiples, enfermería, cocina, comedor, vestuarios y dependencias de uso administrativo.

El proyecto completo en esta parcela de 6.749 metros cuadrados contempla la construcción de hasta 66 viviendas de protección oficial, de las cuales 38 dispondrán de tres dormitorios (87,25 metros cuadrados); 27 de dos habitaciones (63,23 metros cuadrados), mientras que una vivienda con una habitación (56 metros cuadrados) se reserva para personas con movilidad reducida. Además de esta primera promoción de 12 viviendas, la parcela UE-22 tiene capacidad para albergar otros tres bloques de cuatro, 10 y 40 viviendas, respectivamente.

La empresa Dayco Rioja ha llevado a cabo la urbanización de esta parcela. Los trabajos han consistido en la demolición de los edificios existentes con anterioridad, el desbroce y la limpieza del terreno, la instalación de canalización para la recogida de aguas pluviales, la extensión de la red de saneamiento del municipio, la pavimentación y la colocación de equipamiento urbano, entre otras actuaciones, con el fin de que la parcela reuniera las condiciones de edificabilidad pertinentes.