15 de diciembre de 2009

El Consejero de Educación, Cultura y Deporte, Luis Alegre, ha presentado esta mañana los resultados de la Evaluación de los alumnos de 2º de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) de los centros escolares riojanos, que confirman su alto nivel en las competencias básicas objeto de la prueba. La nota media obtenida ha sido de 7,21.

La evaluación autonómica de diagnóstico de los alumnos de 2º de Educación Secundaria tiene por objeto averiguar el grado de asunción de las competencias básicas de Lingüística (Lengua Castellana y Lengua Inglesa), Matemáticas y Mundo Físico. En este sentido, se entiende por competencias básicas lo que un alumno es capaz de hacer con los conocimientos adquiridos hasta ese momento, dentro o fuera del centro escolar.

El 93% de los escolares riojanos que estudiaban 2º de Primaria el curso pasado participó en la evaluación, que se realizó los días 5 y 6 de mayo. En concreto, 2.804 alumnos sobre un total de 3.004 escolares que cursan ESO en La Rioja.

La nota media de los escolares riojanos en la competencia Conocimiento y la interacción con el Mundo Físico ha sido de 7,09; en Lengua Castellana la calificación media ha sido 7,28 y en Lengua Inglesa, 7,41. La nota media obtenida por los alumnos riojanos en Matemáticas ha sido de 7,07.

Por competencias, los mejores resultados se dan en comprensión lectora y comprensión oral (Lengua Castellana), comprensión oral o ‘listening’ (Lengua Inglesa), estadística (Matemáticas) y medio ambiente natural (Mundo Físico). Por el contrario, la evaluación establece que se debe mejorar en reflexión sobre la lengua y expresión escrita (Lengua Castellana), comprensión escrita o ‘reading’ (Lengua Inglesa), geometría (Matemáticas) y la vida en acción (Medio físico).

El 61% del alumnado del grupo estándar supera la puntuación de 7, a partir de la cual se estima que el escolar tiene un pleno dominio de las competencias básicas y, dentro de este porcentaje, el 3% está en niveles de excelencia.
Los resultados muestran un buen nivel de equidad del sistema educativo riojano, que se manifiesta por la homogeneidad de los resultados, con pocas diferencias entre centros y un número importante de alumnos agrupados en torno a los niveles altos, superior a 7.

Por otra parte, cabe señalar que a los directores de los colegios se les entrega confidencialmente sus propios resultados, desagregados por grupo, con las puntuaciones en cada competencia y la media de toda La Rioja para que puedan valorar su rendimiento.

Con ello, los centros educativos pueden detectar problemas de forma temprana establecer los planes de mejora necesarios, a los que la Inspección técnica Educativa riojana presta su apoyo y efectúa un seguimiento.