8 de julio de 2008

El albergue juvenil ‘El Molino’, de Ezcaray, reabrirá sus puertas en el primer trimestre de 2009 tras haber sido sometido a un completo proceso de reforma y ampliación que está suponiendo una inversión de 1.013.556,33 euros. Las obras, que están siendo ejecutadas por Proyectos y Construcciones S.A., están consistiendo en la remodelación de las dependencias existentes y su ampliación para poder aumentar tanto la capacidad del albergue como la oferta de usos del mismo.

Con los trabajos, que se están desarrollando desde la segunda mitad de 2006, el albergue verá incrementada su superficie en un 48,32% y pasará de tener 927,85 a 1.376,18 metros cuadrados, de los que 920,28 corresponden al edificio. Una vez culminada la obra, el albergue estará capacitado para albergar a 50 personas.

El albergue cuenta con cuatro plantas (baja más tres alturas) unidas tanto por escalera como por ascensor. La planta baja contará con oficinas, despacho médico, enfermería, acceso, sala de reuniones, comedor y cocina. En la primera y en la segunda planta se han distribuido las habitaciones y los servicios, con estancias especiales para personas con movilidad reducida. La última planta dará cabida a la maquinaria necesaria para el mantenimiento y correcto uso del edificio.

Los trabajos están siendo financiados por el Gobierno de La Rioja, a través del Instituto Riojano de la Juventud (IRJ). Con esta actuación, se contribuye a seguir dotando de renovadas instalaciones la red de albergues juveniles de La Rioja, una de las más completas de España. Cabe recordar que, además, el pasado mes de marzo abrió sus puertas el nuevo albergue de Matute y en breve se inaugurará el de Ocón.

En los últimos años, el Gobierno de La Rioja ha venido trabajando para mejorar de forma notable la red de albergues de La Rioja. Desde 1996, se han incorporado los albergues de Grañón, El Rasillo y Alfaro, que se han unido a los ya existentes de Soto en Cameros, Munilla y Ezcaray, y a los minialbergues de Cabezón de Cameros, Herce, Cornago, Ventrosa y la zona de acampada de Ortigosa en Cameros.

Además, se han realizado diversas mejoras en el sistema de reservas. Por ejemplo, el pasado mes de febrero entró en funcionamiento una importante novedad: la posibilidad de realizar reservas on line en los albergues de La Rioja, algo que es posible accediendo a la página web del Instituto Riojano de la Juventud: www.irj.es. También está prevista, en los próximos meses, la aprobación del decreto que regulará la Red de Albergues Juveniles de La Rioja.

Balance de ocupación en 2007

Durante el pasado ejercicio, los albergues de la red riojana registraron un total de 3.981 usuarios (de ellos, 1.954 eran menores de 30 años) y 13.257 pernoctaciones. El balance, por albergues, ha sido el siguiente: Alfaro, que tiene 43 plazas, recibió a 530 usuarios y 26 grupos, lo que suma 3.142 pernoctaciones.

El albergue de El Rasillo, con 35 plazas, acogió a 1.133 usuarios y 46 grupos, con un total de 3.081 pernoctaciones. El albergue de Grañón, de 40 plazas, recibió a 953 usuarios y 33 grupos (2.138 pernoctaciones). El albergue de Soto en Cameros, con 42 plazas, acogió a 582 usuarios y 27 grupos (2.667 pernoctaciones).

El albergue de Ezcaray permaneció cerrado para ser sometido a las mencionadas obras de reforma y ampliación y el albergue de Munilla, de 46 plazas, dio cabida a 783 usuarios y 34 grupos (2.229 pernoctaciones). Respecto a este último albergue, hay que señalar que ha sido sometido a los trabajos necesarios para adaptar su uso a personas con discapacidad. Para ello, se ha instalado ascensor y se han construido habitaciones especiales.

Los minialbergues fueron ocupados en 2007 por un total de 2.346 usuarios (de ellos, 1.834 menores de 30 años), de 130 grupos. El desglose es el siguiente: Cabezón de Cameros, con 20 plazas, recibió a 428 usuarios de 27 grupos; Cornago, con 28 plazas, acogió a 606 usuarios, de 36 grupos.

En Herce, con 22 plazas, se alojaron 597 personas de 36 grupos. En Ventrosa, con 20 plazas, hubo 490 usuarios de 27 grupos. En Ezcaray, con 120 plazas, hubo 185 usuarios de 3 grupos; y en Ortigosa, con 60 plazas, hubo 40 usuarios de un grupo.