25 de enero de 2010

Hoy se ha publicado en el Boletín Oficial de La Rioja la Orden de la Consejería de Agricutura, Ganadería y Desarrollo Rural por la que se establecen las bases reguladores de las ayudas a las agrupaciones de productores de patatas de consumo, no destinadas a la industria de fécula. Así lo ha explicado el Consejero de Agricultura, Íñigo Nagore, quien acompañado por el Director General de Calidad e Investigación Agroalimentaria, Pedro Manuel Sáez Rojo, ha anticipado que, en conjunto, el Gobierno regional destinará a la medida unos 825.000 euros.

Dicha ayuda "será de gran utilidad en un momento malo para la agricultura en general", ha explicado, "puesto que supone una subvención de entre el 40 y el 50 por ciento para las agrupaciones de productores de patata que operan en la zona de Santo Domingo: La Rioja Alta y Riojalteña", que son las que en la actualidad cumplen los requisitos para obtener este tipo de ayudas una vez finalizados los antiguos planes de impulso para esta industria en La Rioja. Los productores individuales tampoco pueden optar a estas ayudas ya que se requiere la inscripción en alguna de estas entidades asociativas.

Para optar a estas ayudas, estas dos agrupaciones de productores, que aglutinan más del 40 por ciento del total de la producción riojana de patata, tendrán que presentar sendos programas de acción para el presente año y 2011, con objetivos como mejorar sus modelos productivos y comerciales, concentrar y adaptar la oferta a la demanda, reducir los costes de producción, fomentar las prácticas de cultivo respetuosas con el medio ambiente, mejorar la calidad, incrementar la información y promoción al consumo, fomentar acciones comunes entre operadores, incentivar la producción de transformados e impulsar la innovación y la experimentación.

En breve se publicará la convocatoria correspondiente a esta Orden que, según cálculos de la propia Consejería, propiciará una ayuda superior a los 825.000 euros; siempre según el criterio del límite máximo del 30 por ciento del valor de producción de comercialización de las operadoras en la anterior campaña. La programación de estas ayudas se extiende por espacio de dos años porque la producción de patata no está integrada en ninguna regulación común de mercado; aspecto que cambiará a partir de 2011, cuando se regirá según la política de ayudas europeas.