16 de junio de 2010

El Consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Iñigo Nagore, ha firmado hoy un convenio de colaboración con el Presidente de la Asociación Profesional de Cultivadores de Champiñón de La Rioja (ASOCHAMP), José Antonio Jiménez, mediante el cual el Gobierno regional aportará 250.000 euros en concepto de ayuda a los gastos corrientes y de funcionamiento derivados de las actividades de investigación, asistencia técnica, divulgación y marketing que desarrollen a lo largo del presente 2010 en el ámbito del sector del champiñón.

Asochamp inició en el año 1988 su andadura con el objetivo de trabajar en la mejora y potenciación de la producción del champiñón, la promoción de la modernización de las estructuras empresariales del sector, la prestación de servicios a los asociados, tanto de carácter técnico-científico como de estudios prácticos y experimentación. La asociación gestiona el Centro Tecnológico de Investigación del Champiñón de La Rioja (CTICH)

El cultivo del champiñón es, en estos momentos, el segundo en importancia en la Comunidad Autónoma en cuanto a su aportación a la producción final agraria en La Rioja, y está íntimamente relacionado con importantes empresas agroalimentarias que transforman este producto tanto en el sector de conservas tradicionales como del congelado, y empresas que lo comercializan en fresco. El sector del champiñón y la seta riojano, radicado principalmente en las localidades de Pradejón, Autol y Ausejo, ha conseguido el liderazgo nacional con una producción cercana al 60%, situando a España como cuarto productor europeo.

Modelo de gestión y revalorización de residuos de hongos
Por otro lado, el consejero de Agricultura avanzó que el Ministerio de Medio Ambiente, Rural y Marino, a través de la Red Rural Nacional, se ha comprometido a apoyar con 343.575 euros para la puesta en marcha de un modelo sostenible de revalorización del sustrato postcultivo de hongos (técnicamente conocido como SPCH). Para la ejecución de este proyecto se solicitó al MARM, la máxima aportación económica (90% del total del proyecto) recordó Nagore, quien destacó la importancia de una actuación que "permitirá ampliar las expectativas de futuro de los cultivadores riojanos del sector del champiñón y, principalmente, para modernizar estas zonas rurales mediante la implantación de un modelo de gestión sostenible y responsable medioambientalmente".

El proyecto piloto, en el que también participa el Gobierno de Navarra, se desarrollará durante tres años y el objetivo es desarrollar un modelo sostenible encaminado a la autosuficiencia, donde se puedan gestionar adecuadamente todos los residuos generados partiendo de criterios de viabilidad económica y ambiental.

En la actualidad, el sector genera 250.000 toneladas de sustrato agotado al año. Este sustrato postcultivo es rico en materia orgánica y en nutrientes lo que lo convierte en un material muy adecuado para la preparación del terreno y como abono. El coste del mismo es inferior a los fertilizantes de origen mineral. Su escaso peso y su gran volumen dificultan su transporte, factores que limitan su empleo y rentabilidad fuera de nuestro entorno geográfico. La planta de reciclado de Pradejón, única existente en La Rioja, procesa el 55% de los SPCH generados.

En una segunda fase del proyecto, la Consejería tiene previsto solicitar una cuantía similar para el próximo ejercicio 2011. Además del CTICH, en este proyecto participan la Planta Piloto de Reciclado de Pradejón, el CIDA, el ITG de Navarra; y también colaborarán distintos socios en los ensayos demostrativos como el sindicato ARAG-ASAJA, las Bodegas Cooperativas de Autol y Ausejo, la SAT Valles de Rincón, las Cooperativas Rioja Alta y El Cierzo y KEL Grupo Alimentario.