28 de febrero de 2008

La Consejería de Administraciones Públicas y Política Local ha renovado la colaboración con la Asociación Riojana de Ayuda al Drogadicto (ARAD) y con Dianova para desarrollar medidas penales impuestas a jóvenes y menores en aplicación de la Ley Orgánica 5/2000, reguladora de la responsabilidad penal de los menores.

El Gobierno regional destinará este año 42.960 euros a la Asociación Riojana de Ayuda al Drogadicto para la realización de las medidas penales de tratamiento ambulatorio de la adicción al consumo de bebidas alcohólicas, drogas tóxicas o sustancias psicotrópicas, la libertad vigilada y tareas socioeducativas que incluyan el tratamiento de adicciones impuesta a jóvenes y menores. Ambas entidades mantienen esta colaboración desde el año 2003.

ARAD llevará a cabo, prioritariamente, un programa de intervención socioeducativa dirigido a jóvenes y menores con edades comprendidas entre los 14 y los 23 años sometidos al cumplimiento de las medidas impuestas por jueces según la Ley 5/2000. Este programa, diseñado y ejecutado en colaboración con el equipo técnico de la Consejería de Administraciones Públicas y Política Local, tiene como objetivo la reinserción del menor.

Asimismo, el acuerdo establece que ARAD desarrollará un programa de atención a menores en situación de riesgo que estén cumpliendo otras medidas judiciales pero en los que se detecte una problemática por consumo de alcohol, drogas tóxicas u otras sustancias que conlleve un alto riesgo para cometer otros delitos y que voluntariamente acepten participar en este programa.

El programa de tratamiento ambulatorio para la atención al menor infractor drogodependiente es atendido por un equipo técnico compuesto por un psicólogo, un trabajador social, un educador, un médico y un asesor jurídico.

En 2007 se prestó atención a 15 menores con una media de edad de 16,06 años. A 11 de ellos se les impuso libertad vigilada con tratamiento ambulatorio y a 4 se les dictaminaron tareas socioeducativas.

Las drogas principales de consumo que origina la entrada en el centro son: hachís, anfetaminas, cocaína y politoxicomanía (predomino de heroína).

Por otro lado, el Ejecutivo riojano ha renovado también la colaboración Dianova, una entidad sin ánimo de lucro que presta servicios socioeducativos y que tiene como objetivo la rehabilitación e incorporación social de drogodependientes.

El convenio de colaboración suscrito entre la Consejería de Administraciones Públicas y Política Local y Dianova establece que esta entidad ejecutará las medidas de internamiento terapéutico que dictamine el Juez al menor. En los centros que gestiona Dianova se realiza una atención especializada o tratamiento específico para aquellas personas que padezcan anomalías o alteraciones psíquicas, un estado de dependencia de bebidas alcohólicas, drogas tóxicas o sustancias psicotrópicas o alteraciones de la percepción que determinen una alteración grave de la conciencia de la realidad.

Con estos programas se pretende la rehabilitación e integración psico-socio-laboral y la prevención de la reincidencia de menores y jóvenes sobre los que ha recaído una medida judicial asociada al consumo de sustancias tóxicas.