7 de junio de 2011

La ADER y la Cámara de Comercio e Industria de La Rioja promueven y lanzan un proyecto de "Impulso a la Gestión de la Innovación a través de Planes de Mejora Tecnológica en las empresas de La Rioja, denominado Innova Rioja" por el cual un total de once empresas de la región podrán ser evaluadas, analizadas tecnológicamente y recibir unos planes de mejora de su situación desde el punto de vista de la innovación.

Consciente de la importancia que tiene la implantación de procesos innovadores en cualquier proyecto empresarial, la Cámara de Comercio y la ADER han lanzado este proyecto, que cuenta con un presupuesto de 168.960 euros y una ayuda de la ADER del 50%, por lo que reducirá los costes de diagnóstico y planes de innovación de las empresas a la mitad. Así, cada empresa participante pagará un importe neto de 7.680 euros.

Los días 30 de junio, en el salón de actos de la Cámara de Comercio de La Rioja, y el 7 de julio, en Calahorra, se organizarán dos foros informativos para divulgar este proyecto entre las empresas de La Rioja.

El plan de trabajo de "Innova Rioja" se dividirá en cuatro fases: fase inicial, fase de diagnósticos tecnológicos, fase de una acción de mejora con puesta en marcha de la misma y fase de información de resultados. En la primera etapa se procederá a la selección de las once empresas participantes.

Una vez identificadas las once empresas participantes se procederá a la realización efectiva del diagnóstico de gestión y tecnológico, complementado con el modelo de Excelencia de la EFQM. En cada empresa se recogerán datos, indicadores y la información necesaria para realizar el diagnóstico tecnológico de cada empresa, midiendo factores como productos claves y sus ciclos de vida, medios que utilizan para desarrollar sus productos o servicios y antigüedad de los mismos, tecnologías que utilizan en sus procesos y análisis de la cadena de valor de sus productos y servicios, entre otros.

En esta segunda fase también se analizará el estado de Excelencia y competitividad de las empresas en la gestión de la tecnología, haciendo especial énfasis en la planificación estratégica, planes de marketing y comercial, tendencias tecnológicas y en la demanda del mercado, recursos, alianzas y relaciones de la empresa con clientes y proveedores, gestión de los procesos y de los conocimientos o la adecuación de la organización y adaptación de las personas a los puestos de innovación tecnológica.

A continuación, el proyecto contempla, para cada una de las once empresas, la elaboración y presentación de un documento individualizado de diagnosis tecnológica global en el que se contemplarán las debilidades y fortalezas, las oportunidades y amenazas, así como una lista de recomendaciones y planes de acción priorizados y planificados.

En ese momento se alcanza la tercera fase: la puesta en marcha de una acción de mejora en la empresa. En este sentido, el objetivo será la implantación de mejoras en los procesos o productos o servicios a partir de la tecnología y que éstas puedan tener una fuerte repercusión cuantificable y así poder realizar un ejercicio de convencimiento sobre el resto del tejido empresarial de la Comunidad.

En este punto se definirá la mejora tecnológica en los procesos, productos o servicios a introducir, indicando las ventajas e inconvenientes, riesgos y beneficios. También se especificará la necesidad tecnológica concreta y adecuada para la necesidad a resolver en cada empresa y las características a mejorar (tamaño, capacidad de inversión, adecuación del personal, etc.), así como se planificará el proyecto de tecnificación, que incluirá incluso un presupuesto y los recursos necesarios.

De igual modo, en esta fase se identificarán los proveedores o fabricantes posibles en el caso de que la empresa no sea capaz de llevarla a efecto por sus propios medios, procurando que éstos sean Centros Tecnológicos, Universidades o empresas privadas proveedoras de servicios tecnológicos más próximos del cliente.

Algunos de los ejemplos de posibles proyectos de mejora en las empresas están referidos a mejoras de procesos (automatización, cambios en la estructura o variación de procedimientos), gestión informática de stocks y almacenes, sistema informático de contabilidad, gestión informática de las compras y ventas (logística), también gestión informática de la documentación, de la producción, de la gestión de proyectos y diversificación de producto para tratar de incrementar mercados, entre otros.

En la cuarta y definitiva fase se realizará un documento síntesis en el que se incluirá un Estudio y Análisis Tecnológico de las características de las empresas de La Rioja y se dará a conocer el resultado de las acciones de mejora realizadas sobre las once empresas participantes, con el impacto de mejora y aumento de la competitividad, evaluando todas las ventajas competitivas que se han conseguido.