11 de septiembre de 2007

El índice de incidencia que mide el número de accidentes registrados por cada 1.000 trabajadores, ha disminuido un 20,2% del año 2000 al 2006 en La Rioja, rebajando el índice de 74,96 accidentes por cada 1.000 trabajadores a 58,94 en 2006. En todo este periodo el índice de incidencia se ha situado por debajo del índice medio nacional. Estos son algunos de los principales datos que se pueden extraer del Estudio sobre siniestralidad laboral en La Rioja 2006 que ha presentado esta mañana el Consejero de Industria, Innovación y Empleo al Consejo Riojano de Seguridad y Salud en el Trabajo.

Este estudio ofrece un resumen de los accidentes de trabajo registrados en la Comunidad Autónoma de La Rioja en 2006 así como un resumen comparativo de la evolución de la siniestralidad laboral.

En esta evolución del periodo 2000-2006 se observa, además, que los índices sectoriales de La Rioja han experimentado descensos generalizados en todos los sectores: Agricultura (-6,4%), Industria (-15,7%), Construcción (-25,5%) y Servicios (-22,3%).

Por otro lado, el informe presenta por primera vez un análisis detallado de los accidentes sufridos por los trabajadores extranjeros en nuestra comunidad, cuya presencia en el ámbito laboral se ha incrementado notablemente en los últimos años.

En este sentido, destaca el aumento de los accidentes registrados por los trabajadores extranjeros. En el año 2003, los accidentes de trabajadores extranjeros apenas alcanzaban el 2% sobre el total con una cifra de 119 accidentes. En 2006, el número de accidentes se elevaba a 1.269 y suponen ya el 18,6% del total. Además, la tendencia al alza de este colectivo contrasta con el descenso registrado por los trabajadores nacionales para este mismo periodo pasando de los 6.305 que se registraron en 2003 a los 5.543 del pasado año.

En 2006 se produjeron un total de 6.812 siniestros, un 3,7% más que el año anterior y crecimiento similar (3,6%) al experimentado por el número de afiliados con contingencias profesionales cubiertas, cuya cifra total ascendió a 108.784 a finales de diciembre de 2006. Del total de los siniestros registrados con baja, el 98,9% fueron de carácter leve. El 1,1% restante fueron accidentes graves y mortales.

Por otro lado, el Consejero de Empleo ha avanzado esta mañana en el Consejo Riojano de Seguridad y Salud en el Trabajo que el 89,11% de las empresas de La Rioja con trabajadores afiliados por cuenta ajena no registraron ningún accidente laboral y por tanto cumplieron con el objetivo de siniestralidad cero de enero a junio de 2007. Este porcentaje supone una evolución positiva con respecto al mismo periodo del año anterior, en el que el porcentaje de empresas sin siniestralidad ascendía a 87,79%.

Además, en lo que llevamos de año, se han reducido los accidentes de trabajo en un 24% en las 86 empresas visitadas por los técnicos del Instituto Riojano de Salud Laboral (IRSAL) en el marco de la campaña para reducir los accidentes de trabajo en las empresas riojanas con mayor siniestralidad en 2006, que puso en marcha el Gobierno de La Rioja el pasado año.

Esta campaña se engloba dentro del Plan de Acciones Prioritarias para la Reducción de la Siniestralidad aprobado en el Consejo Riojano de Seguridad y Salud en el Trabajo y se dirigía a las empresas riojanas que habían registrado cuatro o más accidentes de trabajo el año anterior y presentaban un índice de incidencia igual o superior a 1,5 veces al correspondiente a la media de su rama de actividad. También engloba las empresas que habían registrado algún accidente grave o mortal.

En estas visitas, los técnicos del IRSAL verifican el cumplimiento de la Ley de Prevención de riesgos en la empresa, realizan recomendaciones e informes con propuestas de mejoras. Las principales recomendaciones se han orientado a la efectiva integración de la prevención dentro de la gestión de la empresa para conseguir reducir la siniestralidad.

Estos datos han sido presentados en el Consejo Riojano de Seguridad y Salud en el Trabajo que se ha reunido esta mañana en la sede de la Consejería de Industria, Innovación y Empleo. El Consejo Riojano de Seguridad y Salud en el Trabajo es el órgano de participación institucional en materia de prevención y riesgos laborales de la Comunidad Autónoma de La Rioja. Está presidido por el Consejero de Industria, Innovación y Empleo, Javier Erro, y en él tienen representación tripartita el Gobierno de La Rioja y las organizaciones empresariales y sindicales firmantes del Acuerdo Social por la Productividad y el Empleo: FER, UGT y CCOO.

En dicho Consejo, además, se ha presentado la distribución de recursos de la Fundación para la Prevención de Riesgos Laborales para La Rioja para el próximo año 2008. Dicha Fundación ha otorgado a La Rioja un presupuesto de 446.620,53 euros para actuaciones territoriales que llevan a cabo las organizaciones sociales y empresariales más representativas: FER, CCOO, y UGT, con el objetivo de promover el asesoramiento y las actuaciones en prevención de riesgos laborales en la empresa riojana.

Del total de la cuantía asignada, un 30% debe ser dirigido por la Autoridad Laboral autonómica, en el caso de La Rioja, la Consejería de Industria, Innovación y Empleo.

Por ello, en la reunión celebrada esta misma mañana se ha propuesto ejecutar, al menos, 133.986 euros para fomentar la prevención de riesgos entre los colectivos de inmigrantes, jóvenes y mujeres, así como en las pequeñas y medianas empresas de La Rioja.

El reparto de asignaciones para el año 2008 ha sido de 223.310 euros para la FER y de 111.655 euros para UGT y CCOO de La Rioja, respectivamente.