1 de marzo de 2010

La Dirección General de Carreteras ha abierto el plazo para presentar las ofertas para las obras de mejora de la LR-113 en la travesía de Villavelayo, cuya inversión asciende a 444.845,65 euros, según aparece publicado hoy en el Boletín Oficial de La Rioja.

Las empresas interesadas en presentar ofertas podrán hacerlo hasta el 29 de marzo de 2010 en el Registro General del Gobierno de la Comunidad Autónoma de La Rioja (C./ Capitán Cortés 1. bajo. 26071. Logroño. La apertura de las propuestas será el 12 de abril de 2010 en la sala de licitaciones de la Consejería de Hacienda del Gobierno de la comunidad Autónoma de La Rioja (C./ Marqués de Murrieta, 76. Ala oeste, planta 2º).

La actuación se extenderá en un tramo de 475 metros, que comenzará 100 metros antes de la ermita de Santa Aúrea hasta la intersección con el cementerio.

En la actualidad, la travesía presenta una anchura variable con el pavimento bastante deteriorado y las zonas aledañas a la misma, que se encuentran en su práctica totalidad en tierra. La calzada se dotará de una anchura de 6,80 metros y se pavimentarán las zonas con aceras donde sea posible. En la margen izquierda, en los tramos donde no existen muros y sea conveniente, se construirán muros de mampostería.

En la margen derecha, en un tramo se aprovecharán unos muros de mampostería existentes en el borde de unas fincas para implantar la acera; y en otros dos tramos se construirán muros de altura variable que se adaptarán al desnivel existente entre el límite de la actuación y el terreno adyacente. En concreto, el tramo donde se encuentra la parada del autobús tendrá en una parte una altura de alrededor de 2 metros y continuará en disminución hasta el entronque de la calle próxima. Esto mismo ocurrirá en el otro tramo previsto desde el final de un edificio y hasta el acceso a una finca.

Dichos muros se ejecutarán con fábrica de mampostería a base de piedras seleccionadas del lugar. Con su implantación, se pretende ampliar en lo posible la plataforma actual de la travesía, sin realizar un excesivo movimiento de tierras o ejecutar elementos de contención de envergadura, con el fin de obtener un espacio de tránsito peatonal.

La delimitación de la calzada a ambos lados, a lo largo de prácticamente toda la travesía, se realizará mediante rígola con bordillo. Las aceras se ejecutarán mediante solera de hormigón de espesor acabado en árido visto. Para los entronques de las calles, caminos y accesos a fincas, se dispondrá una solera de hormigón. La calzada se terminará con una capa de aglomerado en caliente, previo saneo de los bordes en ambas márgenes.

Alumbrado y mobiliario urbano

Previamente a la mejora, se demolerá el pavimento existente y se dispondrán las canalizaciones con los correspondientes sumideros y canaletas, que recogerán las aguas pluviales. A la vez que se ejecuta el drenaje, se prolongarán los dos caños.

Asimismo, se instalarán puntos de luz para el alumbrado de la travesía, completando las existentes formadas por farol tipo villa de chapa de aluminio.

La actuación se completará con la disposición de arbolado, bancos y barandillas de protección. Por último, se pintarán las marcas viales y se implantarán y sustituirán algunas señales verticales y barreras de seguridad.