17 de abril de 2010

Un total de 49 humedales riojanos ha pasado a formar parte del Inventario Español de Zonas Húmedas, un instrumento creado por la Ley de Conservación del Patrimonio Natural y la Biodiversidad para conocer el número, extensión y estado de conservación de estos ecosistemas.

La Rioja se convierte en la tercera Comunidad Autónoma que realiza su aportación al inventario, que hasta la fecha incluía 117 humedales andaluces y otros 23 madrileños. La Comunidad Autónoma de La Rioja ha contribuido a este importante listado con 34 humedales de origen natural y 15 artificiales, que representan una superficie de 754,57 hectáreas. Más de la mitad de estas zonas húmedas y cerca de un 70% de la superficie total se encuentran en áreas del territorio riojano incluidas en la Red Natura 2000.

Entre los humedales riojanos incorporados figuran tramos naturales de cursos de agua, como el carrizal de Cofín o los Sotos del Ebro en Alfaro, declarado éste último Reserva Natural. También hay lagunas naturales como la laguna de Mateo y la laguna de Hervías, otro de los espacios naturales protegidos de La Rioja a raíz de su declaración como Área Natural Singular.

En la categoría de humedales de montaña figuran la laguna de La Nava, la laguna de Chopera o los Hoyos de Iregua, todos ellos en el Parque Natural Sierra de Cebollera, así como las lagunas de Rabanera y las lagunas de Urbión, estas últimas incluidas en la Lista Ramsar que protege zonas húmedas de importancia internacional.

El inventario español incluye, asimismo, zonas húmedas de origen artificial como balsas de riego o embalses entre los que se encuentran el embalse de Leiva, la balsa de Sopranis y los pantanos de El Recuenco, La Grajera y el Perdiguero.

La categoría más representada en La Rioja es la de humedales de montaña, con 26 espacios, seguida de las balsas de riego y las lagunas de valle. En cambio, por superficie, los cursos naturales de agua son los que ocupan una mayor extensión, con 485 hectáreas, y a continuación están las balsas de riego.

La aportación de La Rioja al inventario nacional es el resultado de cerca de tres años de trabajos de los técnicos del Gobierno de La Rioja que han buscado y valorado las zonas húmedas de la geografía riojana susceptibles de engrosar esta lista que, aunque no modifica el régimen de protección de cada espacio, juega un importante papel a efectos estadísticos y de investigación.

Posible futura incorporación del lago de Herramélluri
El inventario nacional es un instrumento dinámico que se actualizará de manera periódica, por lo que las Comunidades Autónomas pueden modificar su contenido introduciendo las novedades más importantes. En este sentido, La Rioja podría incorporar próximamente un nuevo humedal, el lago de Herramélluri, cuando finalice la recuperación hidrológico-ambiental que la Consejería de Turismo, Medio Ambiente y Política Territorial está llevando a cabo en este espacio.

Las zonas húmedas constituyen uno de los ecosistemas más ricos y productivos del planeta. Son espacios de elevada riqueza natural que actúan como destacado refugio de la biodiversidad y desempeñan un importante papel en la modulación de las condiciones climatológicas y en el ciclo hidrológico, sin olvidar otros valores como el paisajístico y el sociocultural.

Desde hace tres décadas, los humedales de todo el mundo están protegidos por un acuerdo internacional, el Convenio de Ramsar, que incluye en su lista más de 1.700 humedales. En el año 2006 el conjunto de humedales riojanos del Urbión pasó a formar parte de esta Lista de Humedales de Importancia Internacional.