23 de mayo de 2007

El Plan de Vivienda de La Rioja, aprobado en febrero de 2006, introdujo un sistema novedoso de concesión de ayudas por compra o alquiler de vivienda ligado al esfuerzo económico del que se han beneficiado 309 familias en el periodo 2003-2007.

Las ayudas se conceden en función de la parte de los ingresos que los solicitantes destinan a sufragar los gastos ocasionados por el pago de la vivienda, tanto en el caso de la hipoteca, cuando la vivienda es en propiedad, como por el pago de la renta, si se ha optado por el alquiler.

De este modo, ninguna familia riojana que adquiera una vivienda protegida destinará al pago de la misma más del 30% de sus ingresos ni más del 25% cuando viva en alquiler. Si además se trata de jóvenes o de colectivos en dificultades dichos porcentajes se reducen, respectivamente, al 25 o al 20 % de sus ingresos.

Hasta la fecha, en el caso de compra, dicha medida ha beneficiado especialmente a los riojanos que han comprado viviendas de segunda mano, y han sido 150 las familias que han solicitado dicha ayuda.

En cuanto al alquiler, de los 480 expedientes tramitados, 159 familias han resultado directamente beneficiadas por esta medida.