13 de febrero de 2011

Diecisiete empresas optan a la licitación abierta por el Gobierno de La Rioja, a través de la Consejería de Vivienda y Obras Públicas, para la ejecución de la primera fase de remodelación de la travesía de Rodezno (LR-207), que tiene un presupuesto de licitación de 408.126 euros.

El objetivo de la actuación es conciliar el tráfico rodado y peatonal de la travesía toda vez que en la actualidad, esta vía soporta una intensidad media diaria de 1.271 vehículos (la localidad de Rodezno permite enlazar dos ejes básicos de nuestras comunicaciones: la N-120 y la N-232), de los cuales más de un 15% corresponde a vehículos pesados. Igualmente, la reforma satisfará una de las principales demandas de los vecinos de Rodezno: la retirada del dominio público un transformador eléctrico que será soterrado.

De las diecisiete empresas que optan a la licitación, quince lo hacen de forma individual (Obras de Construcción e Instalaciones, ECOP, Ismael Andrés, Antis Obra Civil, Lázaro Conextran, Eduardo Andrés, Ingeniería Medioambiental de Cameros, Construcciones Benito Martínez, Arian, Construcción y Gestión de Infraestructuras, Urbanismo y Servicios Foralia, Riojana de Asfaltos, Ortiz Construcciones y Proyectos, Eurocontratas, Tiabo Equipos y Obras y Servicios Tex) mientras que dos lo hacen conformando una UTE (Excavaciones Redondo Solozábal y Aratika Construcciones, y Promovip Obras y Servicios junto con Expomar Obras y Proyectos).

El acondicionamiento previsto comprende la actuación sobre la LR-207, a su paso por Rodezno, así como la renovación de las aceras y la red de saneamiento y abastecimiento comprendida entre los puntos kilométrico 2,4 y 2,6. Así, se respetará el trazado de la travesía, respetándose las cotas de acceso a garajes y viviendas particulares; se sanearán los blandones y se repondrá el firme en las zonas fisuradas para, posteriormente, uniformizar toda la calzada.

Por lo que respecta a la renovación de las aceras, se procederá a su encintado y a la instalación de nuevas rígolas. El pavimento actual será sustituido por baldosa granítica mientras que se creará una zona mixta –de uso peatonal y de aparcamiento-, al margen derecho de la calzada, que se pavimentará en adoquín de hormigón.

La remodelación se completará con la actualización de los servicios de luz, agua y telefonía, con la reposición del alumbrado, con la colocación de moderno equipamiento urbano así como con la instalación de señalización, de reductores de velocidad, de pasos de peatones elevados y de bandas transversales de alerta a la entrada de la travesía.