26 de abril de 2011

Más de 1.400 personas han participado durante esta Semana Santa en las actividades del parque de paleoaventura ‘El Barranco Perdido’ de Enciso que ofrece talleres paleontológicos y circuitos de multiaventura y paleontología en sus instalaciones.

Un total de 647 personas han disfrutado del área del circuito de multiaventura y 416 del circuito de paleontología, mientras que 313 personas han asistido a los talleres paleontológicos. Además, a estas cifras hay que añadir las 95 personas que hicieron uso de la modalidad de entrada paseo.

El 98% de los visitantes al parque de paleoaventura ‘El Barranco Perdido’ han sido españoles, sobre todo vascos (34,93%), seguidos de riojanos (16,30%), catalanes (13,56%) y navarros (11,51%). En cuanto a los extranjeros, se recibió público sudamericano y francés.

El complejo de ocio paleontológico de Enciso abrió el pasado 16 de abril su segunda temporada con nuevas instalaciones y una mayor oferta de actividades de paleontología y de aventura. Las principales novedades con las que se encuentran los visitantes son la reproducción de tres grandes yacimientos de huellas riojanos al aire libre y el ‘laboratorio del tiempo’ que permite a los más jóvenes descifrar los restos encontrados en los yacimientos.

Situado junto al casco urbano de Enciso, frente al puente sobre el río Cidacos, ‘El Barranco Perdido’ es un espacio temático de aventura y diversión al aire libre de 14.000 metros cuadrados. Diseñado como un yacimiento paleontológico, permite a los visitantes transformarse en paleontólogos y buscar fósiles y restos óseos en una excavación abierta, identificar y clasificar los hallazgos o ayudar a reconstruir esqueletos.

‘El Barranco Perdido’ permanecerá abierto durante la temporada de primavera, del 16 de abril al 17 de junio, fines de semana y festivos en horario de 11 a 18.30 horas.