25 de julio de 2016

Ante la información hecha pública hoy por la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) según la cual la sanidad pública riojana cierra en verano 89 camas, la Consejería de Salud informa de que esta cifra no es real y de que el número de camas que se inhabilitan por la reducción de la actividad propia de la época estival es sólo de 21.

En concreto, se trata de las camas del área polivalente de Neumología y Cardiología, que no son de ingreso en estas unidades, sino que es una zona entre los dos servicios que se utiliza cuando hay gran afluencia de pacientes. Las correspondientes a los ingresos que se realizan en las dos especialidades mencionadas siguen plenamente operativas.

Además, se encuentran inhábiles las camas de reserva de un control de la 4ª planta (20). Son camas preparadas para su utilización en el momento en que sea necesario, una reserva de la que todos los hospitales deben disponer de manera obligatoria, a fin de poder utilizarla en momentos de gran necesidad, como así ha ocurrido en algún momento puntual a lo largo de este año.

Por ello, en todo caso, el número de camas inhábiles es de 41: las 21 que se cierran por la reducción de la actividad en la época estival y las 20 del control de reserva.

En estos momentos, el Hospital San Pedro se encuentra al 81% de su capacidad, por lo que cuenta con 84 camas disponibles y habilitadas para recibir pacientes.

La Consejería de Salud reitera que las habitaciones están listas para reabrir en el momento en el que sea necesario.