26 de enero de 2017

Salud Bucodental 1La Consejería de Salud ha iniciado el programa de Salud Bucodental con el reparto de neceseres a los escolares de Educación Primaria. Para dar visibilidad a actuación preventiva, la consejera de Salud, María Martín, acompañada por la directora general de Salud Pública y Consumo, Rosa López Garnica, y el subdirector general de Ordenación Educativa, Innovación y Atención a la Diversidad, Antonio Mendaza, ha participado en la entrega de neceseres a los alumnos de 1º de Educación Primaria en el colegio Adoratrices de Logroño. Para Martín, se trata de una importante actuación de promoción de la salud en el ámbito escolar y familiar.

Además, para el curso escolar 2016-17, la Dirección General de Salud Pública ha desarrollado material de educación sanitaria que sirve de apoyo a los Programas de Promoción de la Salud Bucodental. En concreto, se van a distribuir 19.650 neceseres, entre el alumnado de 1º a 6º de Educación Primaria, que incluyen: dos cepillos de dientes; un tubo de pasta dentífrica fluorada; solución de flúor para enjuague bucal; un reloj de arena de dos minutos (tiempo recomendado para el cepillado de la boca); díptico con información del uso de contenido del neceser y pasatiempos adaptados a la edad junto a un lápiz de color para realizarlos.

Asimismo, los neceseres disponen de un espacio para anotar el nombre y el curso, y en su superficie está también impresa la imagen de la campaña y el lema ‘Tus dientes están vivos, Cuídalos’. En el reverso se puede leer la técnica del cepillado junto a una imagen de niños y niñas con una pieza de fruta en la mano, que pretende reflejar la multiculturalidad de los colegios y a su vez que ellos se vean representados y les motive a participar activamente en la actividad. Además, hay una leyenda para concienciar sobre el cuidado y respeto que hay que tener al medio ambiente en lo que respecta al uso racional de los recursos, en concreto, al agua como un bien escaso que nos da la naturaleza y que hay que cerrar el grifo para no dejarla correr durante el cepillado de los dientes.

En la última evaluación del Programa de Salud Bucodental del curso 2015-16 se ha detectado que, tan solo un 60% del alumnado de primaria y secundaria, tienen buena higiene de la boca, y según el estudio nacional sobre conductas saludables de jóvenes escolarizados, el 65,7 % del alumnado de 11 a 12 años se cepilla los dientes más de una vez al día, con diferencias significativas entre sexos (71% chicas y 60% chicos)

Características del Programa

Los centros de enseñanza son escenarios que permiten integrar actividades de educación sanitaria, de prevención y tratamiento de la patología bucal y a su vez reducir desigualdades en salud, por las características de los distintos grupos sociales.

El Programa de Salud Bucodental en el ámbito escolar persigue disminuir el impacto de las enfermedades bucodentales mediante la intervención sobre factores determinantes como la higiene, alimentación, uso del flúor y revisiones odontológicas en los propios centros de enseñanza.

A lo largo del curso escolar se llevan a cabo otras intervenciones de educación sanitaria, inculcar el hábito de la higiene bucal, y exploraciones a los niños de 1º, 3º y 5º de Primaria y 1º y 3º de ESO. Las alteraciones encontradas en las exploraciones (un 35,6% presenta caries), contempladas en el protocolo de actuación, son tratadas por las unidades de salud bucodental en los Centros de Atención Primaria, en donde dentistas e higienistas realizan revisiones gratuitas al alumnado englobando: educación para la salud, exploración, diagnóstico y tratamiento bucodental.

Las unidades están ubicadas en los centros de salud de Cascajos; Siete Infantes de Lara; Espartero; Cervera; Calahorra; Alfaro; Arnedo; Haro y Santo Domingo

Hábito de la higiene bucal

La falta o mala higiene de la boca es causa directa de la producción de caries y de las enfermedades periodontales. Con un buen cepillado de boca con pasta fluorada después de cada comida (muy importante antes de acostarse), y disminuir el consumo de alimentos ricos en azúcares (bebidas azucaradas, golosinas, zumos industriales, golosinas, bollería, cereales y galletas industriales, helados, refrescos, alimentos procesados, etc) es suficiente para reducir, considerablemente, la prevalencia de las enfermedades de la boca.

Para reforzar la resistencia del diente las organizaciones internacionales recomiendan aporte de flúor en cualquiera de sus presentaciones