8 de junio de 2017

vive el veranoImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoEl director general de Salud Pública y Consumo, Juan Ramón Rábade, ha presentado esta mañana la campaña ‘Vive el verano con salud’, cuyo objetivo es sensibilizar a la población sobre la importancia del autocuidado en el verano. Para ello, Salud ha elaborado 400 carteles con el lema general de la campaña y 15.000 folletos, formato abanico, con los principales mensajes para protegerse de las altas temperaturas.

Rábade ha explicado que la campaña va destinada "a todos los riojanos" pero pone un foco especial en "proteger de los riesgos derivados del sol y del calor a la población más vulnerable, como son los niños, las personas mayores, las personas con discapacidad y los enfermos crónicos."

El director ha remarcado que seguir estos consejos puede significar la diferencia entre pasar "un buen o un mal verano, y en algunos casos hasta salvar una vida. El verano debe ser una época para disfrutar pero sin olvidar que nuestro cuerpo necesita que lo cuidemos los 365 días del año."

Rábade ha detallado que los carteles se colocarán en centros de salud, hospitales, farmacias, asociaciones socio-recreativas y lugares de recreo y de ocio. Por su parte, los abanicos se distribuirán principalmente en los centros de participación activa de las personas mayores y en los centros de salud.

Además, a lo largo del periodo estival se transmitirán los mensajes de la campaña en diferentes medios de comunicación y en las páginas web del Gobierno de la Rioja y del Servicio Riojano de Salud, así como en las redes sociales.

Consejos que pueden salvar vidas

‘Protégete del sol’ trata de "concienciar sobre tomar el sol de forma responsable, elegir las horas más apropiadas para exponerse, proteger la piel con crema de protección solar media-alta independientemente del tipo de piel, hidratarse con frecuencia y la utilización de gafas, gorras, viseras, ropas ligeras y cualquier otro elemento que nos proteja del sol".

Otra de las cuestiones sobre las que se incide en los consejos es en la importancia llevar una alimentación adecuada, especialmente por medio del consumo de frutas y verduras, evitar las comidas copiosas y de digestión lenta, consumir los alimentos recién cocinados y conservarlos en el frigorífico.

Respecto a la realización de actividad física, la campaña recomienda evitar las actividades en el exterior durante las horas centrales del día. Si se practica ejercicio, que sea a primera hora o al atardecer y, sobre todo, refrescarse, hidratarse y llevar ropa adecuada. En cuanto a las condiciones ambientales, se ofrecen recomendaciones para conseguir mantener la vivienda fresca como tener las ventanas cerradas y las persianas, toldos y cortinas bajadas en aquellas zonas expuestas al sol; ventilar el domicilio por la noche, usar aparatos de refrigeración en su caso.

Sobre los cuidados personales para protegerse del calor, sobresale la necesidad de beber agua sin esperar a tener a tener sed, teniendo precaución de no beber de fuentes o abastecimientos no controlados sanitariamente. Si se toman de forma crónica medicamentos, se debe consultar con el médico y es preciso usar ropa apropiada, ligera y de colores claros, evitando los tejidos sintéticos; sombreros y gorras son las mejores opciones para protegerse del sol

Plan de vigilancia y control de los efectos del exceso de temperaturas

El director general de Salud Pública ha explicado que Salud ha activado también el Plan de alerta, prevención y control de los efectos del exceso de temperaturas sobre la salud en La Rioja que se desarrolla desde el 1 de junio hasta el 15 de septiembre.

Según Rábade, el objetivo es "reducir el impacto de las temperaturas de calor extremo sobre la salud de la población de La Rioja mediante actuaciones de vigilancia, prevención y control de los efectos del calor en la morbimortalidad, ya que ésta se incrementa durante los excesos de calor debido a la descompensación de enfermedades respiratorias, circulatorias, isquémicas del corazón, diabetes o accidentes cerebrovasculares, etc."

"Desde un enfoque sanitario, la exposición a temperaturas excesivas afecta especialmente a los niños, a las personas mayores, a los enfermos con patologías crónicas de base y a personas que por razones laborales, deportivas o de ocio padecen una exposición excesiva a las temperaturas extremas", ha remarcado el director. Durante el pasado verano, las temperaturas umbrales en nuestra Comunidad Autónoma se superaron cinco días (23 de junio, 10, 19 y 30 de julio y 6 de septiembre), todos ellos con nivel 1, que está establecido como riesgo bajo para la salud de la población.

La estrategia del Plan está basada en la implantación de un Sistema de Vigilancia Sanitaria y Ambiental, prevención y control.