12 de mayo de 2016

Barómetro SanitarioLa consejera de Salud, María Martín, ha valorado hoy positivamente los datos que el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad acaba de hacer públicos del Barómetro Sanitario 2015, en los que La Rioja ha vuelto a situarse entre las comunidades cuyo sistema sanitario cuenta con una mejor valoración por parte de los ciudadanos. Según el informe del Ministerio, la sanidad es el segundo tema principal de interés para los riojanos, por detrás del paro y por encima de la educación, los servicios sociales, las pensiones o la vivienda.

En esta ocasión, los riojanos han otorgado al sistema sanitario su mejor valoración de los últimos cinco años, con una nota de 6,88, medio punto superior a la media del resto del país (6,38) y la quinta mejor calificación de toda España, solo por detrás de Navarra (7,38), Aragón (7,1), País Vasco (6,96) y Cantabria (6,93).

La Rioja se mantiene desde 2010 entre las cinco comunidades autónomas mejor valoradas por los ciudadanos, a través de una encuesta telefónica, en función de su experiencia personal dentro del sistema sanitario.

Sobre el funcionamiento del sistema sanitario, Martín ha explicado que, según la encuesta nacional, el 72,8% de los riojanos consideran que el sistema funciona bastante bien (29%) o bien (43,8%). Solamente un 4% de los encuestados es partidario de rehacer por completo el sistema.

Martín aprovechó también para felicitar a los profesionales sanitarios riojanos por las excelentes calificaciones recibidas y, en especial, a la enfermería, que hoy celebra su día internacional. Los riojanos dan una puntación 7,47 a sus enfermeras y de 7,45 a sus médicos.

Valoración del Sistema

Una vez más los ciudadanos riojanos se decantan mayoritariamente por el servicio público antes que por el privado. Así, el 69% de los encuestados prefiere acudir a centros públicos por la tecnología y medios que dispone; un 67,5% por la capacitación de los profesionales; un 56 % por el trato recibido; y un 55,4% por el confort de las instalaciones. Lo privado solo supera a lo público, tanto en La Rioja, como en el resto del país, en cuanto a la rapidez de la atención.

Por niveles asistenciales, la Atención Primaria riojana vuelve a tener la mejor valoración del sistema público riojano, con una nota de 7,74, la tercera más alta de España. El 97,9% de los encuestados considera que la atención recibida en el primer nivel asistencial es buena o muy buena. Lo mejor valorado es el trato recibido por el personal sanitario, un 7,98 sobre 10.

Respecto a la rapidez para recibir una cita con su médico de familia o pediatra, La Rioja se sitúa a la cabeza del país. En concreto, el 55,3% de los riojanos asegura tener cita para el mismo día de su solicitud, un porcentaje que desciende al 36,9% a nivel nacional. Y si se amplía la pregunta al día siguiente de la petición, el 89,2% de los riojanos asegura tener cita, también el mayor porcentaje de todo el país.

De la misma manera, el 83,2% de los riojanos encuestados reconoce haber recibido una atención buena o muy buena en las consultas del especialista. Valorándose especialmente el trato y la atención del personal médico y de enfermería, con un 7,78. El ingreso hospitalario se queda también a las puertas del notable, con un 6,95, si bien el 95,7% de las personas que han participado en la encuesta asegura que la atención recibida durante su estancia fue buena o muy buena.

Urgencias y Listas de Espera

En lo referente a las Urgencias sanitarias, el 58,6% de los riojanos acudió por decisión propia y un 20,7% porque le derivó su médico. A pesar de la menor valoración general (5,44), el 70% de los encuestados reconoce que se le atendió con bastante rapidez y el 83,6% valora la atención como buena o muy buena. Solo un 3,7% considera que la atención fue mala.

Respecto a las listas de espera, para el 32,48 de los riojanos, las listas de espera en la sanidad pública regional siguen igual que el año anterior, mientras que un 7,9% considera que han mejorado. Para el 25,85%, las listas de espera han empeorado.

En relación con la evolución del sistema sanitario, los riojanos consideran que la atención recibida en Atención Primaria fue similar o mejor a la de años anteriores (72%), mientras que la atención hospitalaria se mantiene en líneas generales igual que en años anteriores para un 47,9% de los riojanos.

Financiación de la sanidad, uso de los servicios y vacunas

Una de las cuestiones que ha revelado la edición de 2015 del Barómetro Sanitario es el desconocimiento de los ciudadanos sobre el origen la financiación del sistema sanitario. Un 46,9% de los riojanos y un 43,2% a nivel nacional mantiene la creencia errónea de que el sistema sanitario se financia a través de las cotizaciones de los trabajadores, ya que el sistema sanitario se financia a través de los Presupuestos Generales del Estado; es decir, de los impuestos.

Respecto a la utilización de los servicios sanitarios, el 74,5% de los riojanos considera que los servicios sanitarios se utilizan con cierta frecuencia de manera innecesaria, por el 65% que tiene la misma percepción a nivel nacional.

Otros temas que refleja el Barómetro Sanitario son las vacunas y el copago de medicamentos. El 91% de los riojanos considera que las vacunas son eficaces para prevenir enfermedades, y seis de cada diez riojanos están a favor de la prestación farmacéutica en función del nivel de renta, o piden que se incorporen más tramos.

Martín ha explicado que la publicación de estos datos constata la buena salud con la que cuenta el sistema sanitario riojano: "Son un fantástico aliciente para seguir trabajando por mejorar cada día nuestros servicios públicos, por acercarlos a los ciudadanos, por ver puntos de mejora, por aumentar la calidad y la equidad del nuestro sistema. Pero queremos más, queremos lo mejor para todos y cada uno de los riojanos. Ese es el objetivo por el que trabajamos cada día desde el Gobierno de La Rioja, y siempre de la mano de nuestros magníficos profesionales".

El Barómetro Sanitario es una publicación que realiza el Centro de Investigaciones Sociológicas mediante tres oleadas de encuestas telefónicas a lo largo del año. En el último estudio han participado 8.000 personas pertenecientes a todos los grupos sociales.