16 de agosto de 2017

MARIANO DE LA PAZ GRAELLSImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoLa Rioja Tierra Abierta muestra un ejemplar de mariposa isabelina, cedido por el centro Microfauna de Madrid y descubierta por Mariano de la Paz Graells, en 1848. Natural de Tricio (1808), la vida de Mariano de la Paz Graells adquirió sentido y lustre apegada a la Medicina, la Cirugía y la Botánica. El doctor riojano fue uno de los fundadores de la Academia de Ciencias Exactas, comendador de la Orden de Carlos III y de la portuguesa del Cristo, consejero de Agricultura y senador del Reino.

Asimismo, alcanzó las cátedras de Anatomía Comparada en la Universidad Central y de Zoología en el Real Museo de Ciencias Naturales. También fue director del Real Jardín Botánico de Madrid y, como entomólogo, publicó casi un centenar de trabajos. En uno de ellos, divulgó el magnífico ejemplar de lepidóptero Graellsia isabelae, la mariposa isabelina.

El naturalista riojano estudió Medicina y Ciencias Naturales en la Universidad de Barcelona. Allí, antes de instalar su vocación en Madrid, estudió y catalogó plantas, y ayudó a sofocar la epidemia de cólera de 1835.

Ya en la capital, y bajo su dirección, el Real Jardín Botánico prosperó apostando por la investigación, construyendo un invernadero (que actualmente lleva su nombre) y remodelando la terraza superior. En esa misma época, Graells decidió instalar un zoológico (trasladado doce años después al Jardín del Buen Retiro). Graells también fue un estudioso de la piscicultura en España y algunas de sus publicaciones sobre cetáceos consiguieron gran aceptación y difusión.

En 1848, descubrió una nueva y extraordinaria especie de lepidópteros localizada en el pinar de los Llanos, en plena Sierra del Guadarrama. En honor de la Reina Isabel II, la bautizó como Saturnia Isabelae. Para la posteridad, Graellsia Isabelae, que se expone actualmente en la exposición La Rioja Tierra Abierta.