31 de marzo de 2017

Consejo de Gobierno3Imagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoEl consejero de Administración Pública y Hacienda, Alfonso Domínguez, ha informado esta mañana al Consejo de Gobierno que La Rioja ha cerrado el ejercicio 2016 cumpliendo con el objetivo de estabilidad presupuestaria en materia de deuda pública fijado por el Consejo de Política Fiscal y Financiera para 2016 en el 18,3% del PIB.

Alfonso Domínguez se ha referido a los datos de deuda publicados esta mañana por el Banco de España relativos al cuarto trimestre de 2016. En concreto, la deuda de La Rioja, en términos absolutos, se ha situado en el cuarto trimestre en 1.487 millones de euros, lo que supone 51 millones más que en 2015, que se han destinado a financiar los gastos derivados de los tratamientos de hepatitis C, la cobertura del déficit y la devolución de la paga extra, que se completó en marzo de 2016. A estas causas, se suma el esfuerzo que está realizando el Gobierno de La Rioja por reducir el pago a los proveedores.

Como ha afirmado el consejero, "estos datos, junto con el cumplimiento del objetivo de déficit en 2016, demuestran que el Gobierno de La Rioja es garantía de buen gobierno y acredita que La Rioja es una Comunidad solvente, con credibilidad y con futuro, ya que ha sabido contribuir a la consolidación fiscal de este país, reforzando la calidad de los servicios públicos esenciales y reduciendo los impuestos a los ciudadanos".

En este contexto, Alfonso Domínguez ha comunicado al Consejo de Gobierno de la Estrategia de financiación de la Consejería de Hacienda para el ejercicio 2017, "que ha evolucionado para adaptarse al actual contexto económico y a la situación de los mercados".

Cabe recordar, que el pasado mes de febrero, el Consejo de Ministros autorizó a La Rioja a formalizar en 2017 préstamos a largo plazo y emitir deuda pública hasta un importe máximo de 251.710.000 euros. De esta cantidad, 210,51 millones de euros se destinarán a financiar las amortizaciones a largo plazo previstas por la Comunidad Autónoma en 2017; 9,8 millones de euros a la devolución de las liquidaciones negativas del sistema de financiación de CCAA de 2008 y 2009; y 31,40 millones de euros para financiar el déficit.

En este contexto, el Gobierno de La Rioja ha diseñado un estrategia de endeudamiento para este ejercicio, "que persigue fundamentalmente no incrementar deuda más allá de la financiación de las liquidaciones negativa y el déficit".

Para ello, a lo largo de este año, el Ejecutivo riojano continuará, por un lado, reestructurando la cartera de deuda para que la mejora de las condiciones de financiación nos permita abaratar costes, y por otro, haciendo frente a las amortizaciones de deuda. Además, el Gobierno de La Rioja quiere estar preparado ante el cambio de tendencia de los tipos de interés, por lo que ya ha cerrado varias operaciones de emisión de deuda por valor de 60 millones de euros y préstamos bancarios con tres entidades por valor de 90 millones.

Por otro lado, el Gobierno de La Rioja no cierra la puerta a acogerse a algún mecanismo de financiación, siempre y cuando no tenga ninguna condicionalidad ni coste, ya que La Rioja está cumpliendo con los objetivos de estabilidad presupuestaria.

Asimismo, a lo largo de 2017, el Ejecutivo regional seguirá trabajando por facilitar el crédito a las empresas mediante la convocatoria de una nueva línea de financiación, dotada con alrededor de 25 millones de euros, para financiar proyectos empresariales mediante los fondos del BEI; y a través de la iniciativa Pyme, para facilitar créditos a las empresas que, siendo viables, sobrepasen los niveles de riesgo establecidos por la banca.

Por último, ante la posibilidad de que el Gobierno de España apruebe una quita de la deuda autonómica, "el Ejecutivo riojano velará porque cualquier medida de condonación de la deuda de las comunidades autónomas tenga en cuenta el esfuerzo de aquellas regiones, que como La Rioja, están cumpliendo con los objetivos de consolidación fiscal, de modo que no se vean perjudicadas", ha afirmado.

Actualmente, el 90,91% de la deuda de la Comunidad Autónoma de La Rioja está cubierta con deuda a largo plazo (de los cuales, el 30,09% son emisiones de deuda pública y el 69,91% préstamos bancarios) y un 9,09% a corto plazo.