29 de junio de 2016

La Rioja acoge actualmente 36 refugiados después de recibir, esta misma mañana, la llegada de nueve personas sirias procedentes de Líbano que se suman a las 27 que ya se encuentran en nuestra comunidad; 14 de los cuales continúan en el centro de acogida de Cruz Roja y las 13 restantes viven ya de forma autónoma. El resto de refugiados acogidos proceden de Somalia, Iraq, Ucrania, Eritrea, Georgia, Gambia, Siria, Marruecos e India.

El Gobierno de La Rioja, en colaboración con Cruz Roja y en coordinación con el Ejecutivo central, ha aplicado desde el primer momento el protocolo internacional de acogida e integración de refugiados, en consonancia con el marco normativo nacional e internacional que regula las normas de acogida para los solicitantes de protección internacional.

En concreto, los refugiados siros que han llegado hoy a La Rioja, forman parte de dos familias diferentes; 4 de ellos tienen edades comprendidas entre los 18 y los 64 años, 3 son menores de 17 a 4 años y, por último, han llegado dos menores con edades de 0 a 3 años.

El Gobierno de La Rioja reitera el "excelente trabajo" que realiza Cruz Roja en el centro de acogida de refugiados que supone "una garantía de buena atención a estas personas que se han visto forzadas a abandonar su país con la esperanza de encontrar una vida que la guerra civil les ha robado". Asimismo, destaca que La Rioja está preparada para asumir la acogida de nuevos refugiados para seguir contribuyendo a esa gran red de solidaridad que se ha articulado para hacer frente a uno de los retos humanitarios más importantes que tenemos actualmente.

En este sentido, hay que recordar que el Gobierno de La Rioja constituyó en septiembre la mesa de coordinación regional para la acogida de refugiados sirios, integrada por responsables de las administraciones central, autonómica y local y de entidades y organizaciones no gubernamentales que trabajan en el ámbito de la integración social. Esta mesa está encargada de canalizar los recursos que, tanto las administraciones como otros organismos o ciudadanos a título particular, pueden poner a disposición de los refugiados.

El objetivo final del Ejecutivo riojano es lograr que los refugiados que llegan a La Rioja se integren en la sociedad y puedan desarrollar su proyecto de vida y, para ello, se mantiene una coordinación permanente para poner a su disposición las herramientas necesarias para fomentar su independencia y favorecer su autonomía.

En cuanto al programa de acogida, se desarrolla en diferentes fases: fase previa de evaluación y derivación, fase de acogida en un centro o dispositivo de acogida, fase de integración y fase de autonomía. En concreto, en la primera fase el objetivo es cubrir sus necesidades básicas y ayudarles a adquirir las habilidades necesarias para que, a su salida del centro, puedan vivir de forma independiente. Los dispositivos de acogida ofrecen además de alojamiento y manutención, servicios de atención social, orientación para la salud y atención psicológica, formación, orientación y apoyo al empleo y actividades ocupacionales.

Por último, subrayar que la semana pasada el Gobierno de La Rioja, a invitación de ACNUR, presentó, coincidiendo con el Día Mundial del Refugiado, el proyecto piloto de integración laboral de refugiados en el que el Gobierno riojano está trabajando de forma conjunta con la Federación de Empresarios de La Rioja y Cruz Roja. Su objetivo principal, es facilitar y agilizar la inserción laboral de los refugiados en La Rioja por entender que la empleabilidad es un factor clave para facilitar su autonomía personal, económica y social y, de esta manera, conseguir una inclusión real en nuestra sociedad.