12 de abril de 2017

Los precios bajaron el pasado mes de marzo un 0,3% en La Rioja, frente al 0,0% de España, y sitúan la variación interanual en el 2,3%, igual que la media nacional, y siete décimas inferior a la registrada en el mes anterior.

Entre los grupos con repercusión mensual negativa en el índice general, destacan ‘Vivienda’, con una tasa del -2,0% debido principalmente a la disminución de los precios de la electricidad (su repercusión en el IPC general es -0,271); ‘Alimentos y bebidas no alcohólicas’, con una tasa del -0,6% (repercusión del -0,126), consecuencia del descenso de los precios de las legumbres y hortalizas frescas; ‘Transporte’, con una variación del -0,6% y una repercusión del -0,080, recoge la reducción de los carburantes.

Por su parte, los grupos con repercusión positiva que más influyen son ‘Hoteles, cafés y restaurantes’ con una tasa del 0,7% y una repercusión del 0,088, debido a la subida de los servicios de restauración y alojamiento, y ‘Vestido y calzado’, cuya tasa es del 0,8% (repercusión del 0,042) y el incremento se debe al aumento de los precios por el comienzo de la temporada primavera-verano.

Respecto a hace un año, los grupos con mayor influencia en la disminución de la tasa anual son ‘Transporte’ con una tasa del 6,3%, dos puntos y dos décimas por debajo de la de febrero, por el descenso de los precios de los carburantes; ‘Vivienda’, cuya variación disminuye también 2,2 puntos hasta el 5,6% por la bajada de los precios de la electricidad. También influye, aunque en menor medida, la reducción de los precios del gasóleo por calefacción, que aumentó el año pasado; ‘Ocio y Cultura’, con una tasa del -1,0%, por el mantenimiento de los precios de los paquetes turísticos; y ‘Alimentos y bebidas no alcohólicas’, con una tasa del 1,5%, dos décimas menos que el mes anterior, por la bajada de los precios de legumbres y hortalizas.