14 de julio de 2017

El Consejo de Gobierno ha aprobado la firma de dos convenios de colaboración que pretenden contribuir a mejorar las condiciones de vida de dos colectivos concretos: por un lado, los jóvenes en situación de dificultad social y, por otro, personas y colectivos en riesgo de exclusión social.

El primer convenio se suscribirá con Cruz Roja y tendrá una dotación económica de 140.000 euros. A su vez, se divide en dos programas. El primero de ellos es el relativo a ‘Acompañamiento a jóvenes en dificultad social’ y tiene como beneficiarios a jóvenes de entre 16 y 24 años. El objetivo es ofrecer a los jóvenes que aún se encuentran o han abandonado el sistema de protección la posibilidad de contar con un referente de apoyo social y emocional. El segundo programa hace alusión a los pisos de emancipación para jóvenes, que atienden a jóvenes de 18 a 21 años.

En este caso, el programa trata de posibilitar un espacio de alojamiento y convivencia para aquellos jóvenes que se encuentren en un proceso de emancipación tras haber permanecido bajo la guarda de la Administración con anterioridad a la mayoría de edad, o que se encuentren en situación de riesgo social.

El Gobierno de La Rioja reforzó este programa el año pasado, al incrementar su cuantía de 25.000 a 103.800 euros, lo que permitió ampliar el número de plazas de alojamiento de 5 a 11. Desde el pasado mes de enero, hay operativos dos pisos, con 11 plazas entre las dos viviendas. Ahora, la partida vuelve a crecer como muestra del compromiso del Gobierno de La Rioja con los jóvenes que se encuentran en una situación de mayor vulnerabilidad.

El segundo convenio se suscribirá con la Fundación Cáritas-Chavicar y tendrá una dotación económica de 180.511,64 euros para financiar el programa de inclusión social activa. Se trata de un proyecto para la reestructuración personal y social de personas en situación de exclusión social, en régimen de atención diurna.

El programa, que al igual que en el caso anterior también viene desarrollándose en los últimos años, presta atención individualizada recuperadora a personas mayores de 18 años y menores de 60, con el fin de lograr su reincorporación e integración en la vida social activa. Se desarrollará de forma simultánea, como máximo, con 40 personas: 20 de la Rioja Alta (Santo Domingo de la Calzada) y 20 de la Rioja Baja (Calahorra). Para ello, el programa contemplará actuaciones de carácter socieducativo, psicológico y de habilidades personales.

El acceso voluntario al programa se produce tras la valoración y diagnóstico de las personas destinatarias, una vez efectuado desde la correspondiente unidad de trabajo social.

El equipo de la Fundación Cáritas Chavicar elabora el programa individualizado de inserción que recoge los tratamientos previstos así como la permanencia necesaria en las instalaciones para llevarlos a cabo. La evaluación es de carácter individual y continua y debe contemplar las mejoras y retrocesos en la relación con los objetivos marcados en plan de caso.

La permanencia máxima del usuario en el programa es de dos años y el cese del mismo en el programa debe de ser consensuado por el equipo de Cáritas Chavicar, la unidad de trabajo social y el centro de coordinación correspondiente.