9 de diciembre de 2016

Como ha explicado la portavoz el Gobierno regional, Begoña Martínez Arregui, "los riojanos de menor edad ocupan un especial lugar en nuestra política de familia". En esta línea ha recordado que "el Gobierno de La Rioja está diseñando el plan integral de infancia para interpretar la realidad económica y social desde la mirada de los niños riojanos y que se incorpore a todas las políticas públicas".

"Mientras tanto, uno de los objetivos prioritarios es proteger a los menores más vulnerables, y este es el sentido de estas plazas de residencia", ha afirmado. Con esta modalidad de acogimiento en pisos, se logra que los menores se desenvuelvan en un entorno lo más natural y parecido al de un hogar convencional, con lo que se favorece su integración. Además, se les proporciona una atención educativa de convivencia para que puedan desarrollar todos los ámbitos de su personalidad: físico, psicológica, afectivo y social

Actualmente está vigente un contrato de servicio de ocupación y reserva de 20 plazas de acogimiento residencial hasta el 31 de marzo de 2017. Asimismo, debido al aumento de menores que requieren este tipo de atención, la Consejería de Políticas Sociales tramitó un nuevo expediente de contratación para 7 plazas más que finalizará también el 31 de diciembre.

Dado que la necesidad de guardar a los menores sigue existiendo y debido a la proximidad de la finalización de ambos contratos, el objetivo es tramitar un nuevo expediente con una duración de dos años, del 1 de abril de 2017 al 31 de marzo de 2019, que recoja todas las necesidades de plazas de menores, lo que permitirá obtener un precio de la plaza ocupada al día más ventajoso. El servicio se prestará en horario ininterrumpido, las 24 horas del día, los 365 días del año (366 si es bisiesto).

El presupuesto total del contrato, 1.929.411,90 euros, se destinará a sufragar los gastos de estas 27 plazas que la entidad adjudicataria ofrecerá, en función de la necesidad existente, en dos tramos: en el primero, se abrirán tres pisos con un total de 20 plazas y en el segundo, se abrirá otro piso con 7 plazas.

Por tanto, estas 27 plazas deberán estar distribuidas en 4 pisos adecuadamente amueblados y equipados. Además, al menos uno de los pisos tiene que ser una vivienda sin barreras arquitectónicas que permita el acceso a personas con movilidad reducida.

Los menores recibirán en estos pisos una atención de sus necesidades básicas como son la residencia, comida, vestido, formación académica y estabilidad afectivo-emocional. "Además, contarán con apoyo y supervisión en la realización de las actividades de autonomía personal y doméstica, sin olvidar la atención de la salud y psicosocial", ha detallado la portavoz.

Los menores también llevarán a cabo actividades lúdicas y culturales que favorezcan la integración de los menores en su entorno; formación para la utilización de los recursos básicos normalizados, y preparación para la vida autónoma o para la reintegración familiar.

El servicio deberá prestarse por un equipo de profesionales formado, como mínimo, por un director/coordinador con función de psicólogo; un trabajador social y un equipo de atención directa para cada piso formado por educadores y auxiliares técnicos educativos.

De esta forma, el Gobierno de La Rioja ofrece 108 plazas públicas para menores distribuidas de la siguiente forma: 18 en La Cometa para menores de 0 a 6 años; 8 para la atención inmediata de menores de 6 a 18 años; 32 en el Residencia Iregua para menores de 6 a 14 años; 16 en dos pisos en Labradores; 7 en un piso de menores de 6 a 18 años y, por último, estas 27 plazas más distribuidas en 4 pisos.