12 de julio de 2016

Consejo Diálogo SocialEl presidente del Gobierno de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, ha afirmado hoy que el Plan de Formación Profesional y Empleo 2016-2020 fortalecerá "las relaciones entre el mundo del trabajo y el de la educación y la formación bajo el principio de que la mejora de la cualificación de las personas les proporcionará mayores oportunidades en el mercado laboral".

Ceniceros ha realizado estas declaraciones al término de la reunión del Consejo de Diálogo Social, en la que empresarios, sindicatos y Gobierno han dado el visto bueno esta mañana al nuevo Plan de Formación y Empleo.

"Este Plan es uno de los objetivos principales para este Gobierno durante esta legislatura ya que supone hacer frente a uno de los retos de comunidad más importantes que tenemos en este momento como es crear más y mejor empleo", ha señalado el presidente del Ejecutivo riojano.

"Mi Gobierno ha hecho coincidir, por primera vez, las competencias de formación y empleo en una misma Consejería", ha explicado José Ignacio Ceniceros, quien ha subrayado que dicha "decisión estratégica forma parte de la misma filosofía que ampara este plan, que pasa por adoptar un enfoque integrado entre el mundo de la formación y el del empleo".

Además, como ha destacado, "trata de integrar y coordinar mejor todos los recursos disponibles para dar una respuesta más ajustada, personalizada y flexible a las necesidades de las personas, incluyendo aspectos como la compatibilidad de la formación y el trabajo remunerado".

Este Plan de Formación y Empleo de La Rioja contempla una inversión de 183,7 millones de euros para el periodo 2016-2019. Entre sus objetivos específicos se encuentra mejorar la empleabilidad de los colectivos con más dificultades de acceso al mercado laboral: parados de larga duración, desempleados por encima de los 45 años, jóvenes con escasa formación o mujeres desempleadas de edad media. "Para todos ellos este plan es una puerta abierta a la esperanza", ha afirmado el presidente del Ejecutivo regional.

Con este plan, según ha explicado, se pretende que la población activa esté "cada vez más cualificada", así como promover el aprendizaje permanente, la productividad y la capacidad de inserción profesional, "facilitando conocimientos y competencias adecuadas para responder a la demanda actual y futura del mercado de trabajo".

El presidente del Ejecutivo riojano ha reiterado su agradecimiento a todas las personas e instituciones implicadas en este Plan que "ha nacido del consenso, el diálogo y la participación de todo". En este sentido, ha detallado que el plan ha sido redactado por un grupo de trabajo compuesto por sindicatos, empresarios y el Gobierno de La Rioja; ha sido sometido al contraste de una treintena de instituciones y entidades profesionales y sociales, así como a los profesionales de la comunidad educativa riojana, a los grupos políticos con representación en el Parlamento de La Rioja y al Consejo Riojano de FP.

"Tenemos ante nosotros este ilusionante Plan que busca favorecer la igualdad de oportunidades de cara al empleo de miles de riojanos. Estoy convencido de que unidos y en sintonía afrontaremos con mayores garantías este nuevo reto" ha finalizado José Ignacio Ceniceros.

Objetivos estratégicos

El plan toma como referencia los objetivos generales recogidos en las estrategias comunitarias y nacionales (Estrategia Europa 2020, Programa Operativo del Fondo Social Europeo para La Rioja, Programa Nacional de Reformas y Estrategia Española de Activación) y parte de un amplio análisis de la situación socioeconómica de La Rioja. En concreto, contempla 11 objetivos generales y 24 objetivos específicos que se desarrollan en 59 acciones, e incide en tres cuestiones de especial importancia en La Rioja: aprovechar la estructura de clusters, mejorar la cualificación de la población activa y desarrollar la Formación Profesional Dual.

Se articula en dos partes complementarias: Sistema de Formación Profesional, que incluye tanto el ámbito educativo como el laboral; e Intermediación y Política Activa de Empleo, que incluye la orientación profesional, la inserción y la intermediación. El contenido se estructura teniendo en cuenta las grandes áreas de planificación y actuación, es decir, el contexto estratégico, los objetivos, los servicios y programas, la gobernanza social y la evaluación.

Además, pretende mejorar la interrelación entre los diferentes subsistemas y modalidades de FP y, esencialmente, entre todos ellos y el empleo, y alcanzar el mayor grado de consenso posible, tanto técnico como social y político, para que sus acciones se orienten hacia los objetivos estratégicos mayoritariamente compartidos.