21 de julio de 2016

Las libélulas y caballitos de agua (odonatos) son insectos ligados a los medios acuáticos de gran interés por su belleza y por ser uno de los pocos órdenes de insectos que no incluye a ninguna especie de plaga y que, al contrario, tiene efectos positivos para diversas actividades humanas al ser, por su alimentación, unos buenos controladores de poblaciones de insectos como moscas, mosquitos o avispas.

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, a través de la Dirección General de Medio Natural, ofrecerá el próximo sábado día 23 la posibilidad de conocer más en profundidad este orden de insectos a través de una actividad que se desarrollará a partir de las 10.00 horas en el Parque Natural de la Sierra de Cebollera.

La convocatoria comenzará con una exposición introductoria sobre el tema en el Centro de Interpretación de la Naturaleza de Villoslada (Carretera de Montenegro, s/n) y continuará con una salida de campo de dificultad baja que se extenderá hasta última hora de la mañana.

La actividad estará coordinada por miembros del Grupo de investigación Zalandrana de Odonatología de ADEMAR, quienes recientemente editaban la obra ‘Libélulas y caballitos de agua de La Rioja’, en la que se recogen referencias de las 49 especies de odonatos encontradas en La Rioja (de las 77 que pueblan la península ibérica): 23 caballitos de agua y 26 libélulas.

Aunque la actividad se centrará en las especies citadas, los especialistas aprovecharán la salida de campo para explicar también determinadas cuestiones relacionadas con los lepidópteros que se puedan localizar en el recorrido.

La participación en la actividad será gratuita, aunque es necesaria la inscripción previa en el teléfono 941 468 216 o en la dirección de correo electrónico sierra.cebollera@larioja.org.

Para participar en la convocatoria del próximo sábado, se recomienda llevar calzado adecuado -bota de monte o similar-, ropa cómoda y resistente, agua, el alimento que se prefiera para un ligero tentempié a media mañana, así como la protección que se estime, en función de la previsión meteorológica, fundamentalmente respecto al sol y/o la lluvia.