1 de agosto de 2017

Nagore comparecencia 3Imagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoEl consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Íñigo Nagore, ha asegurado hoy que en el proceso de reparto de nuevas plantaciones de viñedo de 2017 "nuestro único propósito ha sido y será que solo reciban autorizaciones de plantación aquellos solicitantes que cumplan los requisitos exigidos en la normativa, y detectar posibles situaciones fraudulentas. Dijimos que íbamos a ser escrupulosos y rigurosos, y eso es lo que estamos haciendo".

Durante su comparecencia en la Comisión de Agricultura del Parlamento de La Rioja para explicar cómo se ha efectuado el proceso de concesión a petición del Grupo Socialista, ha explicado que se recibieron 762 solicitudes para plantar 7.941 hectáreas de viñedo, mientras que la superficie a repartir en La Rioja es solo de 471 hectáreas. En este sentido, los criterios de prioridad del reparto beneficiaban al joven nuevo agricultor, menor de 41 años, titular o jefe de una explotación, sin viñedo en propiedad, y con una actividad agraria real, que "es algo demostrable".

Teniendo en cuenta los plazos de la convocatoria y las directrices fijadas, desde el Servicio de Viñedo se realizó una primera revisión de los expedientes que culminó con la remisión de un listado al Ministerio, que incluía 197 solicitantes con 1.495 hectáreas. Pero la Consejería ha continuado realizando un control permanente sobre esta lista hasta que concluya el procedimiento administrativo, por lo que este resultado podría sufrir modificaciones.

En este sentido, Íñigo Nagore ha indicado que, fruto de la revisión continua que se ha efectuado dada la complejidad del proceso, "hemos detectado casos en los que aparentemente se cumplen las condiciones y criterios de prioridad, pero se dan una serie de indicios que nos llevan a sospechar que se han podido crear condiciones artificiales para obtener nuevas autorizaciones", ha precisado Nagore. A la vista de estos hechos, se realizó también una consulta al Ministerio para poder interpretar con más claridad si se habían creado esas condiciones y denegar los expedientes.

Se trata, por tanto, "de un listado provisional de solicitantes a los que todavía no se les ha concedido la autorización y, por lo tanto, no pueden plantar", ha indicado. Asimismo, ha explicado que las resoluciones que incluyen la superficie inicialmente concedida se irán enviando a los beneficiarios, pero en aquellas sobre las que exista una sospecha de creación de condiciones artificiales, "la resolución irá acompañada del inicio de un procedimiento de revisión de oficio en el que se suspenderá el proceso para obtener autorización y evitar que se pueda realizar la plantación, y se dará audiencia a los interesados para alegar y comprobar la existencia o no de esas condiciones artificiales".

Al término de este proceso, según ha explicado, se dispondrá de la lista definitiva de beneficiarios de las nuevas plantaciones que "podrá variar sustancialmente con la enviada al Ministerio, tras la resolución de los posibles recursos que se presenten y el resultado de las revisiones de oficio que se lleven a cabo". Esa, ha añadido el consejero, "será la lista que publiquemos, del mismo modo y en los mismos términos que ocurrió en 2016".

Por todo ello, Íñigo Nagore ha reiterado su voluntad de que "reciban viñedo los que realmente deban hacerlo porque cumplen limpiamente con las reglas", y como administración competente "vamos a perseguir el fraude hasta las últimas consecuencias, caiga quien caiga, tanto en este reparto como en el de 2016, adaptándonos a los cambios normativos y asumiendo posibles errores que también hayamos podido cometer, para garantizar la legalidad en sucesivos procesos".

También, una vez que finalice el proceso, el consejero ha invitado a los miembros de los grupos parlamentarios a ver los expedientes, para que si detectan o tienen noticia de alguna situación fraudulenta puedan comunicarlo y desde la Consejería se actúe con total transparencia. "El agricultor que cumple los requisitos para recibir viñedo no tiene nada que temer, porque aquel que ejerce la actividad agraria profesionalmente puede demostrarlo fácilmente", ha insistido Nagore.

Nuevos criterios para el reparto de 2018

Respecto a la modificación de la normativa reguladora del sistema de nuevas autorizaciones de plantación de viñedo que ha aprobado el Ministerio de Agricultura, Íñigo Nagore ha expresado su sorpresa ante las críticas de las Organizaciones Profesionales Agrarias "cuando se han incorporado las demandas realizadas desde La Rioja para mejorar el reparto, al incluir como criterio de admisibilidad una capacitación profesional mínima, y que los criterios de prioridad beneficiaran a las pequeñas y medianas explotaciones vitícolas, es decir, con viña".

La mayoría de las explotaciones riojanas son pymes (un 75% de las explotaciones con viña tiene una superficie media entre 0,5 y 21 hectáreas, y sólo un 9% supera esa superficie) y contamos con poca superficie de viñedo para repartir, ha subrayado Nagore, y "precisamente ellas son las que más ayudas necesitan para crecer y tener mayor rentabilidad, no las grandes.