3 de febrero de 2017

La modificación normativa de la Ley de la Cámara de Comercio tiene como objetivo asegurar su gestión en caso insolvencia económica. Así lo ha explicado esta mañana, en la comparecencia informativa posterior a la reunión de Consejo de Gobierno, la consejera de Desarrollo Económico e Innovación, Leonor González Menorca, quien ha informado sobre la modificación de la Ley 3/2015 de la Cámara de Comercio de La Rioja, planteada en el proyecto de Ley de Medidas Fiscales y Administrativas para 2017.

Según ha indicado, el objetivo de esta modificación es adaptar la legislación regional a la normativa estatal e incluir un artículo sobre su viabilidad económica, asunto que no estaba establecido en la Ley regional hasta ahora.

Esta ampliación de la normativa regula la ejecución de un plan de viabilidad en el caso, único y exclusivo, de que se produzcan pérdidas económicas continuadas por parte de la Cámara y en ningún caso supone la extinción de la Cámara de Comercio de La Rioja.

En concreto, se establece un procedimiento de intervención para la designación de una gestora, formada por empresarios del propio pleno de la Cámara, que se encargaría de diseñar y ejecutar un plan de viabilidad. Si el resultado fuese aceptable, se convocarían elecciones y se retomaría el funcionamiento normal de la Cámara.

Esta regulación corresponde al Gobierno de La Rioja, y más concretamente a la Consejería de Desarrollo Económico e Innovación que, por su función de tutela respecto de la entidad cameral, tienen que establecer procedimientos que den seguridad jurídica.

Durante su intervención, la consejera de Desarrollo Económico e Innovación ha explicado que, la postura del Gobierno de La Rioja "es de apoyo total e indiscutible a la Cámara como organización empresarial que presta una serie de funciones". González Menorca ha afirmado que desde que se eliminó la obligatoriedad del canon que pagaban empresas y autónomos a estas entidades, la situación de la Cámara "cambió considerablemente".

Así, la Cámara de Comercio de La Rioja se encuentra actualmente en una delicada situación económica y financiera, tras varios años consecutivos con saldo negativo en sus cuentas. En concreto, estas pérdidas acumuladas se sitúan en torno a 2 millones de euros desde el año 2012.

"Llevamos muchos tiempo advirtiendo a la Cámara de la necesidad de buscar nuevas fuentes de financiación porque es la Cámara la que tiene que definir qué quiere hacer y cómo tiene previsto financiarse", ha manifestado.

En este sentido, la consejera de Desarrollo Económico ha afirmado "que es completamente falso que el Gobierno de La Rioja pretenda cerrar la Cámara de Comercio e Industria de La Rioja. Lo que busca, y en esta cuestión lleva tiempo trabajando junto a la propia Cámara, es asegurar su gestión en caso de insolvencia".

El objetivo del Gobierno de La Rioja es consolidar el papel destacado que siempre han tenido las Cámaras de Comercio de apoyo al sector empresarial, especialmente para las pymes, y buscar su sostenibilidad.

"La Administración riojana ejerce la función de tutela, pero la gestión de la Cámara corresponde única y exclusivamente al citado organismo. No podemos olvidar que la Cámara será siempre lo que quieran sus empresarios", ha declarado Leonor González Menorca.