21 de febrero de 2017

El Gobierno de La Rioja confirma que la modificación de la Ley de Ordenación del Territorio y Urbanismo de La Rioja (LOTUR) obedece en exclusiva a la necesidad de adaptarse a la normativa estatal para favorecer proyectos relacionados con la rehabilitación de edificios y la regeneración y renovación urbanas.

Por este motivo, el cambio del artículo 5 de la disposición transitoria primera de la LOTUR, incluido dentro de la Ley de Medidas Fiscales y Administrativas para 2017, pretende facilitar que los ayuntamientos riojanos puedan autorizar este tipo de desarrollos urbanísticos.

Su finalidad no es otra que mejorar el parque residencial de viviendas en cuestiones relacionadas con la eficiencia energética, la accesibilidad o el mantenimiento y la conservación en buen estado de los inmuebles, y recuperar espacios públicos, como, por ejemplo, conjuntos históricos, centros urbanos o barrios degradados.

Esta modificación de la LOTUR atiende, por tanto, los requisitos recogidos en el Real Decreto 7/2015, de 30 de octubre, sobre la Ley de Suelo y Rehabilitación Urbana.

El Gobierno de La Rioja quiere aclarar que este cambio normativo es ajeno por completo al convenio que afecta al solar del antiguo colegio de Maristas en Logroño.

Por último, conviene recordar que, dado que Logroño no ha revisado su Plan General Municipal para adaptarlo la LOTUR, no es posible aprobar cambios de clasificación de suelo o un incremento de densidad de población.