30 de mayo de 2017

Mesa de la SequíaImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoEl consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Íñigo Nagore, ha presidido esta mañana una nueva reunión de la Mesa de Seguimiento de la Sequía de La Rioja de la que forman parte representantes de las Organizaciones Profesionales Agrarias (OPAS) y de la Federación de Cooperativas de La Rioja (FECOAR) con el objetivo de analizar la evolución de la situación de la sequía en la Comunidad Autónoma.

Al término de la reunión, Nagore ha explicado que, en primer lugar, se ha analizado la evolución de los cultivos en la región. Las precipitaciones caídas entre el 26 y el 29 de mayo, que se aproximan a los valores normales de un año medio, "han aliviado un poco la situación pero no es suficiente y los daños en algunas producciones son irreversibles".

El consejero ha precisado que estas lluvias "han sido muy positivas, ya que en los cereales de invierno la situación se agrava a medida que la fecha de su cosecha se acerca y las lluvias se retrasan". Para otros cultivos, especialmente los de primavera y concretamente para el girasol, han servido para favorecer la fase de germinación e implantación del cultivo, aunque dadas las escasas reservas existentes en los campos, continúan a expensas para finalizar su ciclo de la llegada de agua. Respecto a otros cereales como la cebada o al trigo, es difícil en este momento tener un diagnóstico sobre la afección a los rendimientos, y habrá que esperar a que termine el ciclo vegetativo, ha precisado Nagore.

De acuerdo con los datos recabados por el Servicio de Estadística y Registros Agrarios de la Consejería, los efectos de estas lluvias en los cultivos leñosos de secano, almendro, viñedo y olivar ayudarán a minimizar los posibles daños en la floración y desarrollo de los frutos de una sequía que además, ha estado acompañada de temperaturas más elevadas de lo habitual.

Por otro lado, se constata el problema agravado en la ganadería extensiva que arrastraba los efectos de un verano bastante seco, "por lo que los ganaderos han tenido unos costes suplementarios considerables al tener que comprar hierba y piensos para alimentar a los animales".

En este sentido, tras analizar las propuestas realizadas por las organizaciones agrarias para paliar esta situación, la Consejería de Agricultura ha decidido poner en marcha una línea de ayudas directas dirigidas a los ganaderos de extensivo (ovino, caprino y vacuno). Estas ayudas, ha detallado Nagore, combinadas con unos préstamos bonificados de hasta 5 años con uno de carencia, que oscilan entre 6.000 y 40.000 euros por explotación, "van a servir para aliviar en parte los sobrecostes de los ganaderos".

Por otro lado, el próximo 21 de junio se va a organizar una jornada informativa dirigida a los ganaderos en la que se explicará de forma pormenorizada en qué consiste el seguro de sequía de pastos "porque nos interesa que cada vez sean más los ganaderos que lo suscriban", ha avanzado el consejero.

Otra de las medidas consensuadas en la Mesa de la Sequía ha sido establecer exenciones de compromisos agroambientales y otros compromisos para percibir ayudas. A este respecto, Nagore ha adelantado que para garantizar esta mayor flexibilidad, "se elaborará una normativa específica eximiendo del cumplimiento en determinados municipios y zonas, de forma justificada, para que los agricultores puedan cobrar esas ayudas sin necesidad de cumplir estos requisitos".

El Gobierno de La Rioja también va a solicitar el pago del 70% del anticipo de las ayudas de la PAC en el mes de octubre, en lugar del 50% previsto, y también quiere tramitar una Ley para eximir a los ganaderos del abono de tasas. Por último, la Consejería estudiará la posibilidad de financiar la colocación de puntos de agua para los ganaderos si la situación de sequía persiste y habilitar moratorias en los préstamos para inversiones en explotaciones agrarias.