26 de septiembre de 2017

setas3Imagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoCon la llegada del otoño arranca también la temporada micológica por excelencia en La Rioja y con ella la creciente afluencia a los montes riojanos de aficionados en busca del codiciado recurso. Desde el año 2015, la Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, a través de la Dirección General de Medio Natural, tiene regulada la recolección de setas en la región, para tratar de evitar la recogida incontrolada y abusiva que se venía produciendo sobre determinadas especies y que pone en peligro la continuidad del importante patrimonio micológico de nuestros montes.

En este sentido, con el comienzo de la campaña, Medio Natural ha preparado un operativo de vigilancia y control que recorrerá los principales enclaves seteros de los montes de utilidad pública de La Rioja con un triple objetivo: interceptar a los recolectores masivos, velar por el cumplimiento de la normativa en cuanto a días hábiles, métodos y cupos, pero también informar y aconsejar a los buscadores de setas sobre cualquier duda que se pueda plantear a la hora de la recolección.

La campaña de vigilancia arrancó ya la semana pasada coincidiendo con una "explosión" de boletus en los montes de Moncalvillo que llevó a cientos de aficionados a la zona, tanto al acotado de Nestares como a los terrenos libres del resto de municipios. Solamente el pasado sábado, los Agentes Forestales de Medio Natural interceptaron durante el control más de 100 kilos de hongos fuera de cupo, que fueron decomisados y entregados a los Ayuntamientos propietarios de los montes. Ayer lunes, día en que está prohibida la recogida de setas en los terrenos libres, al igual que los martes, se han repetido los controles interceptando también a numerosos aficionados con varios kilos de hongos.

Estos y otros incumplimientos del Decreto 1/2015, de 9 de enero, por el que se regula la recolección micológica en la Comunidad Autónoma de La Rioja, pueden dar lugar a sanciones con un cuantía de entre 100 y 1.000 euros, además del decomiso por parte de los Agentes de la Autoridad de los productos forestales ilegalmente obtenidos, así como los medios utilizados en la comisión de la infracción.

Recogida sostenible

Desde la Dirección General de Medio Natural se anima a los ciudadanos a participar en la recolección de setas en los montes de la región, pero se pide que se haga de una forma sostenible para poder seguir disfrutando de este recurso forestal en los próximos años.

La Consejería de Medio Ambiente tiene a disposición de todos los aficionados un folleto informativo en el que se resumen los aspectos más importantes del Decreto regulador, y que se puede conseguir en las oficinas del Servicio de Atención al Ciudadano, en la Dirección General de Medio Natural o bien descargarse de la página web www.larioja.org/medioambiente.

El folleto informa de las especies cuya recolección está autorizada, de los días, tamaños y cupos, y también incluye unos consejos para la recogida sostenible de estos hongos, tanto para su correcta recolección, como para evitar que una recogida incontrolada y abusiva pueda causar daños al medio ambiente Asimismo, los Agentes Forestales informarán en todo momento a los aficionados y resolverán cualquier duda que se pueda plantear durante la recogida.

Tres kilos por persona y día, y lunes y martes de descanso

Entre estas normas básicas que contempla el Decreto 1/2005 para los terrenos libres figura la prohibición de recolectar más de tres kilos por persona y día; o recoger setas o trufas los lunes y martes en los terrenos libres, días que se dejan "de descanso" para propiciar la recuperación de los diferentes micelios.

También está prohibido recolectar setas de noche así como arrancar los ejemplares desde la base llevándose el micelio. Lo apropiado es cortar el ejemplar por el pie con una navaja o similar y utilizar una cesta de mimbre o caña para almacenarlas y transportarlas; de esta manera se permite la aireación y la expansión de esporas. Igualmente, está prohibido utilizar hoces, rastrillos, azadas o cualquier otra herramienta que remueva o dañe el mantillo del suelo, ya que si lo hacemos, impediremos la aparición de nuevos ejemplares de setas en el futuro.

Igualmente se aconseja que no se recolecten setas inmaduras -por lo que deberán respetarse las no comestibles, las que no se conozcan o no vayan a recolectarse por estar en mal estado o pasadas-, ya que todas ellas desempeñan una función ecológica muy útil.

Once acotados de setas

Desde la aparición de la normativa, se han creado en La Rioja once acotados de setas, para cuyo uso es necesario contar con la autorización del propietario a ajustarse a lo estipulado en las normas sobre aprovechamiento del mismo.

En la actualidad, han creado acotados de setas para uso por parte de todos los aficionados los ayuntamientos de Villoslada, Lumbreras, Ortigosa de Cameros, Cornago, Igea, el Rasillo y Viniegra de Arriba. Por otro lado, Sotés y Nestares cuentan con montes acotados exclusivamente para uso vecinal. A esta lista se suma un acotado en el monte ‘La Estrella’ de Ausejo y Ocón propiedad particular.

La tabla completa de acotados, con el mapa de las zonas que comprenden y el teléfono de contacto está disponible en la página web del Gobierno de La Rioja www.larioja.org/medioambiente