23 de mayo de 2017

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente va a iniciar, en los próximos días, la contratación de los trabajos de mejora del sistema de recogida de las aguas de la Finca de la Fombera, tras acordar con la CHE, el Ayuntamiento de Logroño y el Consorcio de Aguas y Residuos de La Rioja, la mejor solución para evitar la entrada de aguas residuales a la Fombera por desbordamiento del colector de la depuradora de Logroño en episodios de fuertes tormentas.

En la actualidad, en las inmediaciones de la Fombera se juntan el colector de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) del Bajo Iregua y el antiguo colector de Varea, provocando en ocasiones de fuertes lluvias una sobrecarga en la entrada de aguas residuales a la EDAR de Logroño, con el consiguiente rebase y desbordamiento en el punto más bajo de la zona, la Finca de La Fombera, que se ha inundado en algunas ocasiones.

Con el objetivo de evitar estos episodios, Medio Natural va a realizar dos tipos de trabajos. En primer lugar, las aguas limpias procedentes de la fuente que hay en la Fombera y de los depósitos de la finca van a dejar de incorporarse al colector de la EDAR de Logroño.

En segundo lugar, se va a anular y sellar el antiguo colector de Varea que hasta ahora recibía las aguas residuales de las oficinas e instalaciones del personal de la Fombera y del Centro de Recuperación de Fauna que alberga la Finca. En su lugar, las aguas residuales se incorporarán al colector del Bajo Iregua. Junto a esto, los registros de este colector que pasan por la Finca se van a recrecer un metro y medio de altura para evitar desbordamientos cada vez que el colector entre en carga.