1 de septiembre de 2017

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente ha adjudicado a la empresa Andario Gestiones Ambientales S.L un proyecto para realizar tratamientos selvícolas en Montes de Utilidad Pública (MUP) de Bergasillas Bajera, Cervera del Río Alhama y Cornago, por un importe de 164.855 euros, según publica hoy el Boletín Oficial de La Rioja.

Esta actuación contará con el apoyo económico de la Unión Europea a través del Fondo Agrario de Desarrollo Rural (FEADER), que subvencionará el 50% del presupuesto de la actuación. El plazo de ejecución de los trabajos será de 31 meses.

El proyecto tiene por objeto restaurar, proteger y mejorar la cubierta vegetal de estos montes mediante una selvicultura basada fundamentalmente en seleccionar los mejores pies de la masa forestal y realizar claras, para propiciar la conversión de estas zonas de monte bajo en monte alto. También se llevarán a cabo podas, desbroces, y otras actividades necesarias para el aprovechamiento de leñas, así como para el tratamiento de los residuos resultantes.

El grueso de los trabajos se van a realizar en el encinar de Valdemer, perteneciente al MUP ‘Valdemer y Valdelloto’ de Bergasillas Bajera. Allí se acometerá un resalveo en cerca de 40 hectáreas de las 68 que tiene el encinar. En concreto, se va a actuar en monte bajo de encina y roble que se encuentra estancado y con síntomas de degradación debido, entre otras cosas, a la elevada densidad de la masa forestal, que incrementa además el riesgo de incendios.

En este sentido, para mejorar el estado vegetativo y sanitario de este bosque se va a realizar un resalveo/clareo por lo bajo, eliminando parte de los pies; se abrirán trochas de saca para la extracción y aprovechamiento de las leñas resultantes de la clara y, finalmente, se procederá a la poda del encinar a una altura de 2 metros, y al triturado de los restos.

El proyecto también contempla el clareo y poda baja en 21 hectáreas de pino carrasco en el paraje de ‘El Mediano’ en Cervera del Río Alhama, con el fin de mejorar la estructura y calidad de la masa, incrementar su vigor y reducir el riesgo de incendios. Por otro lado, en Cornago se va a hacer un clareo y poda baja en cerca de 15 hectáreas de pino carrasco repoblado del monte ‘Dehesa Gil de Puerco’, también con objeto de hacer más fuerte la masa y prevenir los incendios forestales.