30 de septiembre de 2016

FHC 1La consejera de Salud, María Martín, acompañada por el gerente de la Fundación Hospital de Calahorra, Juan Ramón Rábade, ha entregado hoy diplomas a los alumnos del centro educativo CPC Santa Teresa de Jesús de Calahorra, en reconocimiento por su participación en las seis ediciones de Jornadas Saludables que organiza el centro hospitalario.

En concreto, son 56 alumnos de 2º de Educación Primaria de este centro escolar, que han recibido una charla sobre nutrición, han degustado un desayuno saludable en la cafetería del Hospital, y han visitado la cocina de la Fundación Hospital Calahorra. En la pasada edición, algo más de 300 alumnos, en 7 visitas escolares, participaron en esta actividad de promoción de estilos de vida saludable y alimentación sana.

Las Jornadas Saludables de Fundación Hospital Calahorra se enmarcan en el proceso estratégico de sociedad, responsabilidad social, siendo uno de los 20 proyectos que FHC está desarrollando con el objetivo de acercar el Hospital a sus usuarios y a la población en general de la Rioja Baja. El objetivo es la promoción de la salud y la prevención de la enfermedad, a través de la difusión de estilos de vida saludables.

Se trata de una iniciativa con una excelente acogida y que en esta nueva edición ya cuenta con casi 1.000 participantes. En el año 2015 se amplió el colectivo objeto de este proyecto, inicialmente dirigido a alumnos de Educación Infantil y Primaria, a personas con discapacidad intelectual. Con el objetivo de seguir incrementando el alcance de las Jornadas Saludables en 2016 participarán también alumnos de Educación Secundaria y Bachillerato de los centros educativos de La Rioja Baja.

En las cinco ediciones celebradas hasta el momento han participado 1.834 alumnos, de entre 5 y 10 años, de una treintena de centros educativos de diferentes municipios de la Rioja Baja.

Esta actividad se enmarca en las líneas que prioriza el III Plan de Salud del Gobierno de La Rioja, ya que de los diez factores de riesgo identificados por la OMS como claves para el desarrollo de las enfermedades crónicas, cinco están relacionados con la alimentación y el ejercicio físico: obesidad, sedentarismo, hipertensión arterial, hipercolesterolemia y consumo insuficiente de frutas y verduras.

Los hábitos dietéticos en las sociedades desarrolladas han evolucionado desde la dieta mediterránea tradicional hacia patrones menos saludables. La alimentación saludable, basada en la dieta mediterránea, es clave para garantizar una correcta salud, tanto de adultos como de niños, por lo que debe inculcarse a los más pequeños desde la infancia. A lo largo de estas visitas escolares las pediatras del Hospital muestran a los alumnos una serie de recomendaciones sobre hábitos de alimentación saludables, entre ellas, el consumo de verduras y frutas frescas.