14 de marzo de 2016

Edificio Científico Tecnológico de la UR 01El presidente del Gobierno de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, ha asegurado hoy que el Complejo Científico-Tecnológico, que hoy se ha completado con la inauguración de la cuarta fase, "es un distintivo de calidad y excelencia de la Universidad de La Rioja, para estar a la altura de lo que la sociedad requiere en el siglo XXI".

José Ignacio Ceniceros ha incidido en la importancia de estas nuevas instalaciones, dado que "supondrá un gran salto de calidad en el conocimiento y la innovación de nuestra Universidad". "Es el edificio más ambicioso de la Universidad de La Rioja, que cuenta con el equipamiento y las técnicas más avanzadas a las que pronto darán vida centenares de estudiantes y profesores", ha apuntado.

El Complejo Científico-Tecnológico permitirá agrupar en un mismo centro las distintas dependencias de la Facultad de Ciencia y Tecnología, en la que se imparten cinco grados (Enología, Ingeniería Agrícola, Ingeniería Informática, Matemáticas y Química), además de máster y doctorados. Se trata de un complejo de cerca de 18.000 metros cuadrados. En el último curso académico están matriculados en esta facultad 784 alumnos y cuenta con 121 profesores e investigadores.

En concreto, en la cuarta fase de este complejo se impartirán las enseñanzas de Matemáticas e Ingeniería Informática. Además, albergará el Centro de Investigación Aplicada en Informática, Estadística y Matemáticas (CIEMUR), uno de los cinco centros propios de investigación de la Universidad de La Rioja.

Esta última fase dispone de una superficie de 5.616 metros cuadrados, distribuidos en cuatro plantas. El inmueble dispone de siete nuevas aulas, sala de grados, sala de videoconferencia, ocho nuevas aulas informáticas con 25 puestos cada una, así como un laboratorio de cálculo científico. El presupuesto para esta actuación ha ascendido a seis millones de euros y ha contado con financiación del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) y del Gobierno de La Rioja.

El presidente del Gobierno de La Rioja ha reiterado el "apoyo permanente del Gobierno de La Rioja a la Universidad de La Rioja", desde que comenzó su actividad en 1992. La IV fase del Complejo Científico-Tecnológico "va a contribuir a hacer mejor nuestra Universidad. Cuanto mejor sea la formación de los alumnos y más se refuerce la línea investigadora, mejor será para la sociedad a la que sirve como factor de transformación económica y social", ha concluido José Ignacio Ceniceros.