11 de abril de 2017

prevención riesgos 2017 y balance 2016 01Imagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoEl director general de Innovación, Industria, Trabajo y Comercio, Julio Herreros, ha presentado esta mañana las principales actuaciones del IRSAL para este año así como la memoria de actuaciones 2016, todo ello dentro de la Estrategia riojana Seguridad y Salud Laboral 2016-2020, que busca favorecer la mejora continua de las condiciones de trabajo, objetivo prioritario del Ejecutivo riojano.

Dentro de las actuaciones que se pondrán en marcha este año destaca el Plan autonómico de reducción de la siniestralidad 2017-2019, un plan de adhesión voluntaria para las empresas, que implica un compromiso tanto del empresario como del trabajador por mejorar la gestión en materia de prevención y reducir su siniestralidad.

"Este plan se puso en marcha por primera vez en 2008 como una experiencia piloto y desde entonces ha tenido muy buenos resultados en las empresas que lo implantaron, con reducciones significativas de su siniestralidad. Se dirige a empresas con alta siniestralidad y va más allá de la vigilancia y control que se lleva a cabo con carácter general por parte del IRSAL. Implica un compromiso, tanto por parte de los empresarios como de los trabajadores, de cambio en la gestión de la prevención. Por eso es voluntario" ha señalado Julio Herreros.


En este sentido, ha indicado la buena respuesta de las empresas riojanas, ya que de las 136 que fueron seleccionadas por el IRSAL para participar en esta nueva edición, "ya ha habido una respuesta positiva de 101 y todavía se pueden sumar más". Estas 136 empresas registraron en su conjunto 1.055 accidentes en 2016, lo que supone el 27% del total de siniestros registrados el pasado año.

Las empresas adheridas al plan aportarán toda la información requerida por el IRSAL en materia de prevención, cuyos técnicos analizarán las causas de los accidentes y les indicarán pautas y recomendaciones de mejora. Con todo ello las compañías pondrán en marcha su programa específico de reducción de la siniestralidad, incorporando actuaciones de mejora en este ámbito bajo la supervisión y asesoramiento de los técnicos del IRSAL, quienes harán un seguimiento y asesoramiento trimestral.

Campañas de asesoramiento

Este año también se llevarán a cabo diferentes campañas de asesoramiento así como una campaña específica de investigación de los accidentes ocurridos ‘en misión’. Una de las campañas de asesoramiento prevista se centrará en los centros de formación profesional concertados que dispongan de maquinaria para el aprendizaje de alumnos. Está previsto que se revise la adecuación de la maquinaria y el uso de equipos de protección.

Además, se va a llevar a cabo un estudio estadístico de costes de accidentes laborales en las empresas riojanas en colaboración con el Instituto de Estadística de La Rioja.

Otras actividades preventivas que se desarrollarán este año son la promoción de la salud integral; la adecuación del puesto de trabajo a la edad del trabajador y la gestión del riesgo de acoso sexual o por razón de sexo. También hay previstas campañas de asesoramiento a empresas en relación a la exposición de los trabajadores a agentes químicos, y una específica para los trabajadores expuestos a agentes químicos en operaciones de almacenamiento, producción y transporte de pellets de madera.

Principales actuaciones 2016

En cuanto a las principales actuaciones llevadas a cabo en 2016, dentro del plan de acciones prioritarias para reducir la siniestralidad, se actuó en 128 empresas con un total de 11.048 trabajadores. La evolución de la siniestralidad registrada en estas empresas descendió un 15,2%.

Asimismo, se han llevado a cabo visitas a los sectores con mayor índice de incidencia como el de la construcción y se han mantenido las líneas de colaboración con la Fundación Laboral de la Construcción para formación en materia de prevención de sus trabajadores; visitas de comprobación a nuevos centros de trabajo así como de seguimiento a pequeñas y medianas empresas para lograr un mejor cumplimiento de la normativa. Además, se han llevado a cabo actuaciones de asesoramiento a las empresas cuyas actividades estén bajo el ámbito de aplicación de normativa especialmente compleja.

En total, se han realizado 7.996 actuaciones en las 1.867 visitas a empresas para realizar acciones de asesoramiento, información, vigilancia y control de la normativa y de las condiciones de los trabajadores. Las actuaciones más comunes han sido sobre condiciones de seguridad de lugares de trabajo, maquinaria y equipos de trabajo; formación e información a trabajadores; evaluación de riesgos medios de protección, entre otros,… todas ellas encaminadas a mejorar las condiciones de trabajo de dichas empresas.

Del total de las visitas, 1.231 fueron de asesoramiento y derivaron en 420 informes de recomendaciones preventivas. Las 636 restantes, fueron de vigilancia y control y dieron lugar a 69 requerimientos de carácter obligatorio que se cumplieron en el 97,1% de los casos.

En materia de formación, en 2016 se llevaron a cabo unas 50 acciones formativas en las que participaron más de 1.200 personas.

Por otro lado, en 2016 en La Rioja se registraron 3.845 accidentes de trabajo con baja, lo que supone un 6,8% más que el año anterior. Del total, 3.799 fueron de carácter leve, 35 graves y 7 mortales. El 90% de las empresas riojanas tuvo siniestralidad cero, es decir, no registró ningún accidente con baja.