9 de marzo de 2017

Visita torre iglesia parroquial VigueraImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoLa consejera de Desarrollo Económico e Innovación, Leonor González Menorca, ha visitado la iglesia parroquial de Viguera, tras las obras de restauración que se han llevado a cabo en la torre. En su visita, González Menorca ha estado acompañada por el alcalde de Viguera, Aitor Santibáñez.

Esta actuación ha contado con un presupuesto total de 140.000 euros, financiado al 75% por el Gobierno de La Rioja, en virtud de un convenio de colaboración con la Diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño.

La iglesia parroquial de Viguera, incoada BIC el 18 de febrero de 1986, ha sido restaurada por fases. En el último cuarto de siglo XX se actuó en las cubiertas de la nave y de la torre, en el interior y en sus retablos. Con el paso de los años se fueron eliminando las construcciones que con anterioridad se adosaron a ella, lo que dejó en su parte baja unos paramentos llenos de yesones y morteros. Además, a pesar de no tener aparentemente problemas estructurales, la base de mampostería estaba recorrida por una gran grieta vertical, que ha sido solventada en esta actuación.

El proyecto de restauración

El proyecto de restauración ha sido redactado por los arquitectos José Ignacio Amat e Ignacio Gómez Díaz y ha contado con el informe favorable por el Consejo Superior del Patrimonio Cultural, Histórico y Artístico. Contemplaba diferentes actuaciones como el cosido de grietas; el rejuntado de los paños de mampostería o el desescombro y limpieza de la torre interior y exterior.

Asimismo, se han retirado los elementos vegetales; se ha recuperado el hueco que estaba cegado y se ha colocado una malla para impedir la entrada de aves al interior de la torre. También se ha recuperado las líneas de cornisa, aleros y apliastrados, cajeado todas las piezas cerámicas rotas y sustituido con piezas aplantilladas según las originales; se han hecho acanaladuras en los petos bajo las campanas con el fin de que el suelo del campanario vierta las aguas hacia los puntos de evacuación al exterior; se han restaurado las zonas de peto deterioradas, se han desmontado las estructuras interiores de madera deterioradas y se han restaurado y sustituido, en su caso, los elementos decorativos de piedra (pináculos con bola).