17 de marzo de 2016

2016-03-17 Rueda prensa Cra. Innovación (mejorar competitividad empresas) 02La consejera de Desarrollo Económico e Innovación, Leonor González Menorca, ha presentado hoy, acompañada por el gerente de la Agencia de Desarrollo Económico de La Rioja (ADER), Javier Ureña, las convocatorias de la Agenda de Fortalecimiento Empresarial y de las líneas de ayudas directas a las empresas. Ambas acciones se incluyen en el Plan estratégico de subvenciones de la ADER para este año, que cuenta con un presupuesto de 35 millones de euros.

"Ponemos en marcha incentivos que buscan atraer nuevas inversiones, tanto de las empresas asentadas en La Rioja como de nuevas iniciativas, con el objetivo de fortalecer el tejido empresarial, impulsar el crecimiento económico y la creación de empleo", ha señalado González Menorca.

En este sentido, la consejera de Desarrollo Económico ha destacado que el Plan estratégico para 2016 cumple los objetivos del Plan de Desarrollo Industrial de La Rioja 2016-2020 y "primará cuatro aspectos claves para avanzar en el cambio de modelo industrial: tamaño o dimensión empresarial, proyección exterior, gestión e innovación". Además, se potencian los sectores de media y alta tecnología para incrementar su productividad y generar mayor empleo de calidad.

Así, cabe destacar que los proyectos de las empresas que se enmarquen en la Agenda de Fortalecimiento Empresarial obtendrán el máximo porcentaje de ayuda, además de asesoramiento. La convocatoria, publicada el 16 de marzo en el Boletín Oficial de La Rioja, está dirigida a empresas de entre 10 y 249 trabajadores que presenten un Plan Estratégico Empresarial a varios años que incluya proyectos, por ejemplo de I+D o internacionalización, que conlleven la generación de empleo

En estos planes las empresas se comprometerán a incrementar su plantilla en un 25%, con un mínimo de 10 empleos fijos; aumentar sus exportaciones el 30% gracias al proyecto presentado dentro de la agenda y consolidarse en materia de internacionalización y/o innovación.

Además de la Agenda de Fortalecimiento, el Plan Estratégico cuenta con dos convocatorias de ayudas con un presupuesto total de 33 millones de euros. Las líneas de ayudas se distribuyen en tres áreas: programas competitivos, fomento de la inversión empresarial y financiación.

Programas competitivos: I+D+i, comercio exterior e Industria conectada 4.0

Concretamente los programas competitivos aglutinan 13 líneas de actuación y un presupuesto de 21,075 millones de euros, el 60,2% del plan estratégico.

Una de estas 13 líneas es la relativa al fomento de las TIC, que incluye un nuevo programa de apoyo, denominado Industria conectada 4.0. Su objetivo es potenciar la digitalización de todos los procesos y servicios a lo largo de la cadena de valor de la industria y de sectores productivos concretos. Esta digitalización tiene que responder a una planificación integral y a medida para cada empresa, que se desprenda del diagnóstico y auditoría previos realizados y que utilice tecnologías habilitadoras para la digitalización de la industria.

Además, cabe destacar el esfuerzo inversor de los programas de promoción de la investigación, desarrollo e innovación (I+D+i), que suponen 14,27 millones de euros y representan el 41% del total. La I+D concentra cinco tipos de ayudas: para la creación y desarrollo de empresas jóvenes innovadoras y/o nuevas empresas de base tecnológica; para el desarrollo de proyectos de I+D; para consultoría vinculada a innovación; para la consultoría de definición y presentación de proyectos de I+D+i a convocatorias europeas y/o desarrollo de proyectos bilaterales y para el apoyo a agrupaciones empresariales innovadoras.

Como novedad en este ámbito, la ADER ha ampliado los perfiles subvencionados en la contratación en innovación con la incorporación de una nueva categoría: técnicos superiores en formación profesional.

En cuanto a la mejora de la gestión empresarial, el Plan cuenta con una cuantía económica de 1 millón de euros y sus objetivos se centran en la profesionalización de la toma de decisiones, el fomento de la planificación a largo plazo o la promoción de asesoramiento externo especializado.

Las ayudas directas de fomento de comercio exterior cuentan con un presupuesto de 2,3 millones de euros y su objetivo es incrementar el número de empresas que exportan con carácter regular, aumentar su volumen de exportación y diversificar los destinos internacionales exportadoras.

Por otra parte, los programas competitivos incluyen la línea de medio ambiente, que cuenta con 1 millón de euros; la de diseño y diagnóstico tutelado, con 1,3 millones, y la de seguridad, con 300.000 euros.

Fomento de la inversión

En esta área, a la que se destina un importe total de 10,4 millones de euros, es decir, el 29,78% del presupuesto total, destaca la apuesta por los emprendedores, que cuentan con una línea específica de apoyo con 1,4 millones de euros e incluye gastos de constitución de la empresa; inversión en activos fijos; nuevas tecnologías de la información y las telecomunicaciones (TIC) y diseño, y tan solo requiere de una inversión mínima de 4.000 euros.

Cabe resaltar también las diferentes líneas que se incluyen dentro de los activos fijos para el fomento de la inversión, que cuentan con 7,45 millones de euros, es decir, el 19,63% del presupuesto total. En este caso resaltan los programas específicos para los proyectos de inversión de pymes y de grandes empresas, a los que se destina 3,8 millones de euros, y el programa de promoción de proyectos intensivos en inversión y/o creación de empleo, con 600.000 euros de inversión.

El catálogo de ayudas incluye también un programa específico para la promoción de la competitividad del comercio minorista, al que se destinarán 1,575 millones de euros.

Financiación

Finalmente, el catálogo de ayudas contempla 1,5 millones de euros para facilitar a las empresas el acceso a financiación. En concreto, se trata de ayudas destinadas a préstamos y contratos de arrendamiento financiero para inversiones empresariales y a préstamos de reestructuración financiera.

A estas medidas se suman otros instrumentos de apoyo a la financiación como el programa financiero en el marco del convenio ADER-BEI o el sistema de garantía recíproca, a través de Iberaval, destinados principalmente a emprendedores y autónomos.

La Unión Europea cofinancia el Plan Estratégico con recursos procedentes del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER) y el Fondo Europeo de Pesca (FEP).