30 de septiembre de 2016

El Gobierno de La Rioja ha aprobado hoy renovar el contrato de gestión del servicio de reserva y ocupación de 100 plazas de atención residencial para personas mayores dependientes severos en Logroño.

La portavoz del Ejecutivo riojano, Begoña Martínez Arregui, ha recordado que "los mayores son un colectivo prioritario en nuestra política de familia" y ha añadido que "trabajamos en su inclusión social y en ofrecer las mejores condiciones de vida". Al respecto, ha argumentado que "las personas de edad, especialmente en situación de dependencia, necesitan el mejor de los cuidados y el mayor apoyo posible para desarrollar una vida digna".

Por ello, ha concluido que, "con servicios como el que hoy aprobamos, estamos protegiendo a un colectivo vulnerable que requiere de protección pública, que es de justicia social, y que necesitan personas que estén a su lado y les atiendan personalmente".

En concreto, la prórroga del contrato se suscribe con la empresa Inmuebles y Edificios de Cameros, S.L, que gestiona la residencia San Agustín en Logroño y el servicio se prestará los 365 días del año.

La Consejería de Políticas Sociales, Familia, Igualdad y Justicia destinará a este fin 2.194.088 euros para el periodo comprendido entre el 1 de diciembre de 2016 y el 30 de noviembre de 2017 con el objetivo de seguir manteniendo el servicio que se ofrece en la zona de Logroño y Rioja Centro.

Estas plazas están dirigidas a personas mayores dependientes severos que, por alguna circunstancia, no pueden permanecer en su hogar y necesitan una atención asistencial, integral y continuada.

La Rioja cuenta en la actualidad con 1.443 plazas públicas permanentes para personas mayores, de las cuales 890 están destinadas a dependientes severos.