26 de agosto de 2016

El Consejo de Gobierno ha aprobado en su reunión de hoy destinar 3.265.290 euros a financiar el contrato de servicio de acogida y reinserción de menores en ejecución de medidas de internamiento y de medio abierto cuyo objetivo final es conseguir la definitiva integración social y laboral de estos jóvenes que deben comprender los errores cometidos para no repetirlos en el futuro.

La fecha de inicio del contrato está prevista para el 1 de octubre y se establecerá un plazo de vigencia del mismo de dos años contando a partir de la firma. De esta forma, la cantidad total se distribuirá en tres ejercicios; 2016 (411.516 euros), 2017 (1.632.645 euros) y 2018 (1.221.129 euros).

El Centro de Menores Virgen de Valvanera (ubicado en la calle Piqueras de Logroño), que depende de Políticas Sociales, Familia, Igualdad y Justicia, es el encargado de ejecutar el servicio de acogida y reinserción social de menores en ejecución de medidas de internamiento y de medio abierto dictadas por el Juzgado de Menores.

El centro cuenta con las dependencias, instalaciones, mobiliario y enseres necesarios para la atención, actualmente, de 19 menores en presencia simultánea con medida judicial de internamiento y 2 menores con medida judicial de permanencia de fin de semana en centro. Cuando las plazas de fin de semana no sean ocupadas por la medida de permanencia de fin de semana, éstas podrán ser ocupadas, con carácter excepcional, por otras medidas de internamiento.

El adjudicatario se hará cargo del centro, de la conservación mantenimiento del mismo y sus instalaciones y de la totalidad de gastos que origine su funcionamiento. Asimismo, se hará cargo del mantenimiento del resto de las zonas comprendidas dentro del perímetro vallado y abonará los impuestos, tasas y demás tributos.

Asimismo, el adjudicatario del contrato deberá garantizar que cada menor disponga de una habitación individual, salvo excepciones, y se les ofrecerá un régimen dietético de alimentación equilibrado y variado. Además, el centro suministrará a los menores el vestuario necesario si estos no poseen y velará porque los internos lleven a cabo su aseo personal diario. Al ingreso de los menores se llevará a cabo, por el personal sanitario del adjudicatario, una exploración completa para determinar el estado sanitario y de salud en que se le recibe y se garantizará la disposición de un servicio de consulta médica.

Por último, el adjudicatario garantizará la educación reglada a aquellos menores que se encuentren en edad de escolarización obligatoria y dispondrá de los recursos necesarios para cubrir las necesidades derivadas de la formación escolar y ocupacional que se imparta en el centro. Es imprescindible ofrecerles los recursos formativos necesarios para ayudarles a desarrollar habilidades sociales y a adquirir una formación académica que facilite su inserción laboral futura.

Para que la prestación de este servicio sea adecuada el adjudicatario contará con un equipo de dirección, de gestión económica y administrativa, psicólogos, trabajadores sociales, educadores especializados que realizan un proyecto educativo individualizado para cada menor con el objetivo de conseguir su definitiva reinserción social y laboral. Además, dispondrá de un equipo de vigilancia y ofrecerá servicio de cocina, lavandería, limpieza, mantenimiento de las instalaciones y peluquería.

Por último, hay que destacar que durante 2016 el centro ha atendido hasta la fecha a 48 menores con edades comprendidas entre los 14 y los 18 años. De ellos, 35 menores han cumplido medidas de internamiento (uno de ellos en fin de semana) y 13 atendidos en libertad vigilada. De los 48 menores atendidos 45 (93,75%) son chicos y las 3 restantes (6,25%), chicas y, por nacionalidades, 31 son españoles (64,59%) y 17 extranjeros (35,41%).

Asimismo, se han ejecutado, hasta la fecha, 56 medidas, 35 de las cuales han sido medidas de internamiento (en régimen abierto, semiabierto, cerrado, de fin de semana y/o terapéutico) y 21 medidas de libertad vigilada.