26 de enero de 2017

Ministro de Fomento 1El presidente de La Comunidad Autónoma de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, ha asegurado hoy que el Ejecutivo regional trabajará con el Ministerio de Fomento para mejorar la seguridad vial en la N-232 con medidas que se pondrán en marcha "de manera inmediata" y se concretan en el desvío obligatorio por la AP-68 del tráfico pesado, que tendrá bonificaciones en el precio de la autopista.

José Ignacio Ceniceros, que ha realizado estas declaraciones tras reunirse con el ministro de Fomento en Logroño, ha señalado que esta medida se concretará en una propuesta que elaborará el Ejecutivo riojano y trasladará al Ministerio, en la que se especificará el porcentaje de la bonificación y si es preciso realizar actuaciones puntuales para mejorar alguno de los accesos de la autopista en La Rioja. En este sentido, y coincidiendo con las declaraciones del ministro de Fomento, el presidente riojano ha hecho hincapié en la necesidad de que el desvío sea obligatorio para que la medida sea efectiva. Esta medida requerirá también la colaboración del Ministerio de Interior y de la empresa concesionaria de la autopista.

En este sentido, el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha resaltado la reducción de la siniestralidad, cifrada en un 75%, que se ha apreciado con el desvío obligatorio del tráfico pesado de la N-2 a la AP-7, en Cataluña, donde se aplica esta medida. Asimismo, ha indicado que el Ministerio llevará a cabo "a corto-medio plazo" un proyecto para reforzar la seguridad vial en la N-232, con medidas como el refuerzo del firme, la mejora de la señalización y la limitación de la velocidad en puntos negros, entre otras.

Por otra parte, José Ignacio Ceniceros ha recordado las inversiones en infraestructuras pendientes de realizar en La Rioja, "que resultan fundamentales para el desarrollo de la región y en las que acumulamos un importante déficit" y ha considerado que, con su visita de hoy, el ministro de Fomento está atendiendo estas peticiones.

Entre estas reivindicaciones, el presidente del Ejecutivo regional ha destacado las dos "grandes aspiraciones" de La Rioja: un corredor de alta capacidad y gratuito en el valle del Ebro y, reducir los tiempos de viaje en las comunicaciones por ferrocarril con Madrid y Barcelona.

José Ignacio Ceniceros ha considerado que el proyecto de la Ronda Sur de Logroño será el primer tramo de la futura autovía A-68 a su paso por La Rioja, comprendido entre Arrúbal y Navarrete, y dará servicio no sólo al área metropolitana sino también al conjunto de La Rioja.

Respecto a la Ronda Sur, el ministro de Fomento ha señalado: "Hemos cumplido con nuestro compromiso y esto es importante porque refleja que no estamos hablando de palabras sino de hechos".

Además, ha anunciado su compromiso de licitar próximamente "la redacción del proyecto de la variante de El Villar de Arnedo, con una inversión de unos 25 millones de euros para casi seis kilómetros de longitud" y una inversión, cercana a los siete millones de euros, "en la rehabilitación estructural del firme en diversos tramos de la LO-20, la A-12 y la A-13 para mejorar las condiciones de seguridad vial".

En relación con el ferrocarril, Íñigo de la Serna ha explicado que, "sin renunciar en ningún caso a un proyecto más ambicioso que se pueda hacer para la alta velocidad", el planteamiento del ministerio es realizar estudios "que se concreten en inversiones razonables, que se puedan llevar a cabo en tiempos muy ajustados y que permitan reducir los tiempos de viaje, en el caso de Logroño, con Zaragoza". Estos estudios analizan, según ha indicado, la posibilidad de "introducir mejoras de la renovación de la vía, cambios y rectificaciones de curvas y eliminación de algunos límites" de velocidad.