25 de abril de 2016

Ley Protección Animal 2Imagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoEl consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Íñigo Nagore, ha explicado hoy que el Gobierno de la Rioja "respeta profundamente", pero no puede apoyar la Iniciativa Legislativa Popular para promover una nueva Ley de Protección de los Animales. "Compartimos su filosofía, pero el texto es confuso en cuanto al ámbito objeto de la ley, presenta varias carencias en la forma y estructura, invade competencias de diferentes administraciones, plantea medidas de conducta y tenencia de animales de difícil cumplimiento y no realiza un impacto del coste económico".

El Gobierno regional, ha precisado Nagore, "siempre ha sido sensible a esta cuestión, que ya fue regulada en el año 1995". Para dar respuesta al aumento de la demanda social, y tras dialogar con asociaciones, colectivos y entidades, se comprometió al inicio de la presente legislatura a desarrollar un nuevo texto en el que ha trabajado "con gran acierto" un equipo multidisciplinar de funcionarios, coincidiendo en el tiempo con la propuesta de la ILP.

El anteproyecto de Ley que se ha elaborado recoge los principales aspectos demandados en la Iniciativa para alcanzar el máximo nivel de protección y bienestar de los animales y favorecer una mayor responsabilidad de la ciudadanía en su defensa; aunque "matiza algunos aspectos y deja fuera algunas cuestiones que no deben regularse en una norma de este tipo, y otras que por polémicas, creemos que causarían un amplio rechazo social", ha precisado Íñigo Nagore, que ha comparecido ante los medios junto a la directora de Agricultura y Ganadería, María Jesús Miñana.

El texto se ha sometido a exposición pública a través portal de participación ciudadana del Gobierno de La Rioja, Participa, en la sección de Agricultura, para que cualquier ciudadano puede realizar alegaciones.

Regulación ordenada

Para el consejero de Agricultura, el anteproyecto de ley elaborado por el Ejecutivo regional está estructurado y ordenado de forma más adecuada. "Es un texto equilibrado y realista, que además pretende aunar las diferentes sensibilidades de la sociedad riojana y convertirse en una herramienta que perdure en el tiempo".

En este sentido, se regirán por una normativa específica y quedan fuera del ámbito de aplicación de esta ley cuestiones como la caza y pesca, el transporte comercial de animales, los animales criados en explotaciones ganaderas para su aprovechamiento (incluido transporte y sacrificio), el uso de animales para experimentación y otros fines científicos o los espectáculos taurinos en general.

Un capítulo del texto se dedica a los centros de acogida, el abandono y pérdida de animales y también a la adopción responsable. La Iniciativa encomienda a las administraciones funciones y obligaciones "inasumibles o que van en contra de la libre competencia", tales como que los ayuntamientos dispongan de centros de acogida en las cabeceras de comarca, cuya gestión no se puede contratar a empresas privadas sino que lo deben asumir las corporaciones o vía convenio con asociaciones protectoras, o que el Gobierno disponga de un servicio de urgencias para animales.

En cambio, las asociaciones protectoras de animales se reservan en el texto de la Iniciativa competencias excesivas, al determinar que deben ser reconocidas como entidades colaboradoras de la Consejería y se les garantiza la financiación.

Por otro lado, hay cuestiones que se recogen en la ILP y que no deben regularse por ley como lo relacionado con el control de la población de palomas, cuyo ámbito de competencias pertenece a los ayuntamientos; o la regulación de la condiciones de los establecimientos de venta.

La ILP plantea, en opinión de Nagore, prohibiciones "discutibles" como los circos sin animales, la prohibición de los menores de edad de asistir a espectáculos taurinos o de mantener a los animales atados, ya que "hay situaciones en los que por su dedicación como perros de trabajo o de guarda no es posible cumplirlo". El texto que ha elaborado el Gobierno es, en esta materia, "mucho más realista".

Además, la Iniciativa establece determinadas normas de conducta y tenencia de animales (como regular la frecuencia de la duración de los paseos) que no son factibles; mientras que en el apartado relacionado con la inspección y vigilancia está insuficientemente desarrollado.

También, el texto del Gobierno promueve la inclusión de contenidos de protección animal en actividades dirigidas a los escolares, y también se requerirá a los trabajadores de núcleos zoológicos un curso de formación.

El título dedicado a las infracciones y sanciones del texto propuesto por el Gobierno riojano es suficientemente amplio, con una mejor graduación del tipo de sanciones (leves, graves y muy graves) que el de la ILP.

La administración riojana se compromete a reducir paulatinamente el número de animales sacrificados estableciendo un plazo de 10 años para alcanzar el nivel de sacrificio cero. La ILP propone que sea en 3 años, "un período muy corto para poder asumirlo tanto desde el punto de vista logístico como económico", ha indicado Nagore. En este sentido, el texto establece la esterilización tanto en animales comprados (perros, gatos y hurones) como adoptados, como medida para que poder rebajar los datos de abandono.