26 de octubre de 2016

Foto Fraude FiscalEl consejero de Administración Pública y Hacienda, Alfonso Domínguez, ha presentado hoy un nuevo Plan de Colaboración Público y Social para la Prevención y Lucha contra el Fraude Fiscal, que reforzará hasta 2019 las medidas ya implantadas por el Gobierno de La Rioja.

En la presentación, el consejero ha estado acompañado por representantes del Colegio Registradores de la Propiedad, el Colegio Notarial de La Rioja, el Colegio de Abogados de La Rioja, y el colegio de Economistas, la Federación de Empresarios de La Rioja, la Cámara de Comercio, Asesores Fiscales, ATA, el Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria, y la Dirección General de Tráfico, con quienes ha compartido el documento final del nuevo Plan en el que han colaborado.

Como ha recordado el consejero, "hasta ahora, el Ejecutivo regional trabajaba por garantizar una gestión tributaria eficaz a través del Plan de Control Tributario. Sin embargo, en esta nueva legislatura el Gobierno de La Rioja ha querido dar un paso más y se ha propuesto de la mano de los agentes y colaboradores sociales implicados en la lucha contra el fraude fiscal, elaborar un Plan para la Prevención y Lucha contra el fraude fiscal".

Por eso, ha añadido, "este documento estratégico es fruto del diálogo, la lealtad y la cooperación institucional y ha incorporado algunas recomendaciones realizadas por los expertos en lo referente a la creación de una ‘Ventanilla única al contribuyente’ y propuestas para la lucha contra la economía sumergida.

Para el consejero de Hacienda, la prevención y lucha contra el fraude fiscal es una de las prioridades de la política económica del Gobierno de La Rioja, porque juega un papel fundamental para financiar los servicios y políticas públicas y reducir el déficit. "Con este plan, no solo queremos mejorar nuestros ingresos sino también corregir y prevenir conductas reprobables e injustas respecto a otros contribuyentes que sí que pagan sus impuestos".

Por eso, ha añadido, el nuevo Plan incluye también una serie de medidas que por primera vez van encaminadas a conseguir un doble objetivo político y social garantizando que los contribuyentes puedan cumplir sus obligaciones fiscales ajustándose a la legalidad; y percibir una mayor transparencia tributaria y simplificación en el pago de impuestos".

Por último, el consejero ha afirmado que "aunque todavía queda mucho por hacer en esta materia, los planes anuales están dando resultados gracias a la gran eficacia del trabajo de los profesionales de la Consejería de Hacienda y a la colaboración de la Agencia Estatal de Administración Tributaria, otras administraciones públicas y colegios profesionales diversos".

Siete áreas de actuación

El documento, que será sometido a consulta pública en la web del Gobierno de La Rioja hasta el próximo 15 de noviembre para su posterior aprobación por Consejo de Gobierno, comprende medidas articuladas en siete de áreas de actuación: Área de Incentivo del cumplimiento voluntario; Área de control tributario; Área de colaboración con otros agentes; Área normativa; Área de procesos y sistemas de información; Área de planificación, organización y recursos humanos; y Área de Comunicación: concienciación cívico tributaria, en general y prevención en materia de juego, en particular.

Dentro del área de control tributario, el Plan incide en aquellos sectores que pueden conllevar mayor riesgo fiscal, donde se definen acciones para actuar contra la economía sumergida en las actividades relacionadas con las reformas y la rehabilitación de viviendas.

En el caso de los tributos cedidos (impuesto de Patrimonio, Sucesiones y Donaciones y Transmisiones patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados) se mantiene el control entre aquellos ciudadanos que no realicen su declaración y en los que casos en los que se detecten diferencias importantes entre el patrimonio declarado y el patrimonio real. Asimismo, se comprobará la correcta aplicación de los beneficios fiscales aplicados por los contribuyentes.

Asimismo, se recogen medidas de control en relación con los tributos propios de la CAR y actuaciones dirigidas a detectar el fraude cometido en fase recaudatoria.

En materia normativa, el Plan recoge una serie de iniciativas orientadas a simplificar el sistema tributario y mejorar la información a disposición del contribuyente. Así, entre otras medidas, plantea la elaboración de un texto refundido de las Leyes Tributarias vigentes en La Rioja con el objetivo de incrementar la claridad y la seguridad jurídica y ganar en simplificación administrativa. Además, recomienda la publicación de las consultas tributarias que realizan los contribuyentes a la Dirección General de Tributos y que pueden resultar de interés y las resoluciones del Tribunal Económico-Administrativo Regional de La Rioja en materia jurídico-tributaria.

Ventanilla única al contribuyente

Uno de los objetivos principales del Plan es el fomento del cumplimiento voluntario de las obligaciones fiscales por los riojanos, "para ello, se contempla la creación de una Ventanilla Única al contribuyente y profesionales que favorezca una gestión eficaz y eficiente, evite la pérdida de tiempo del contribuyente y le permita realizar consultas previas con facilidad".

En esta línea, el Plan apuesta por impulsar los servicios electrónicos en la relación con el ciudadano para simplificar los trámites administrativos y conseguir una auténtica Hacienda electrónica. Alfonso Domínguez ha puesto como ejemplo incorporación en la web del Gobierno de La Rioja una aplicación que permita el pago telemático de las deudas resultantes de los distintos impuestos; o la implantación de internet en todos los procedimientos tributarios.

En materia de comunicación, el Plan recoge la elaboración de un Plan de Educación Fiscal para La Rioja con el objetivo de llevar a cabo una labor de concienciación ciudadana sobre el cumplimiento de las obligaciones tributarias. Este plan incidirá de forma especial en medidas preventivas en materia de Juego, ya que la proliferación del juego on-line puede provocar problemas de ludopatía.

Planificación y Recursos Humanos

Para poder valorar la consecución de los objetivos del Plan, se contempla la creación de cinco planes anuales operativos de segundo nivel: Plan de control tributario, que incluye planes concretos para las áreas de inspección, gestión, comprobaciones limitadas y recaudación; Plan de atención y servicios al contribuyentes, integrado por al menos dos planes de segundo nivel: plan de campaña de IRPF y Plan de atención al contribuyente; Plan de sistemas de información; Plan de producción normativa y formación y Plan de organización y recursos humanos.

Por último, para garantizar la efectividad de este nuevo plan es necesario dotar de personal a nuestra Administración, por lo que, el presidente regional expresó el pasado mes de septiembre su compromiso de incluir dicha dotación en los presupuestos de la comunidad y más concretamente, en la Oferta de Empleo Público.