11 de marzo de 2016

El Gobierno de La Rioja ha aprobado hoy un gasto de 1.552.239 euros para el contrato de gestión de servicio público, en la modalidad de concesión, del centro de atención integral a personas con autismo y otras discapacidades afines Leo Kanner de Logroño con el objetivo de seguir trabajando en la plena inclusión en todos los ámbitos de la sociedad de las personas con Trastorno del Espectro Autista (TEA).

Desde 2008 es la Asociación Riojana de Padres de Niños Autistas de Logroño (ARPA) la que gestiona este servicio y el 30 de abril finaliza la última prórroga del contrato. En este sentido, es necesario mantener este servicio con un nuevo contrato con un año de duración con posibilidad de prorrogarlo por otro más. El Gobierno riojano pone a disposición del concesionario el centro día y el centro residencial Leo Kanner situado en el Paseo Jerónimo Jiménez, 1 de Logroño.

El objetivo es mantener las 20 plazas de atención residencial y 30 en centro de día (20 utilizadas por los usuarios de la residencia y las 10 restantes por personas no acogidas a régimen residencial). El precio de la plaza ocupada por día de atención residencial es de 172,56 euros (sin IVA) y del centro de día de 93,14 euros (sin IVA). Hay que destacar que el Gobierno riojano tiene previsto acometer obras de ampliación de la zona residencial con el fin de aumentar el número de plazas.

En el centro Leo Kanner se atiende a personas con diagnóstico de autismo y con una alteración grave y generalizada de las áreas del desarrollo, así como a pacientes con el síndrome de Asperger y otros trastornos como el desintegrativo infantil y el trastorno Rett, entre otros. El trabajo que se desarrolla en el centro favorece la optimización y la mejora de las habilidades de la vida diaria y de la autonomía personal de las personas atendidas.

El servicio de centro de día funciona 250 días al año y es un recurso especializado de atención diurna para personas con discapacidad, en el que se presta una atención integral a las personas en situación de dependencia durante el periodo diurno con el objetivo de mejorar o mantener el mejor nivel posible de autonomía personal y de dependencia y de apoyar a las familias o cuidadores.

Por su parte, el servicio de atención residencial funciona 365 días al año y ofrece una atención personal, integral y continuada de carácter social que fomenta el desarrollo de la persona, mejora la autonomía, la participación social y la calidad de vida, teniendo en cuenta la condición de la persona dependiente, la naturaleza de la dependencia, el grado y nivel de la misma, la intensidad de los cuidados que precise y el diagnóstico de la discapacidad. Tanto el servicio de centro de día como el de atención residencial cuentan con la colaboración del Gobierno de La Rioja para su sostenimiento.