18 de noviembre de 2016

Consejo de GobiernoEl Gobierno de La Rioja ha acordado ampliar los fondos destinados este año a la convocatoria de las ayudas al alquiler de vivienda con la finalidad de apoyar a las familias con más dificultades económicas para acceder a un hogar digno y adecuado. El presupuesto se ha duplicado, pasando de 1,5 a 3 millones de euros, para poder atender todas las solicitudes que cumplan con los requisitos establecidos.

En concreto, la convocatoria de ayudas a inquilinos de este año 2016 ha recibido 2.825 solicitudes y está previsto que en las próximas semanas se publique la relación de beneficiarios.

La portavoz del Gobierno de La Rioja, Begoña Martínez Arregui, ha asegurado que "la protección de los derechos humanos es la principal obligación de cualquier poder público, una obligación que adquiere mayor importancia cuando se protege a las familias más vulnerables, porque son las que requieren una mayor protección social".

Además, Martínez Arregui ha resaltado que "las ayudas al alquiler interpretan la vivienda como un derecho, un derecho que da seguridad, garantía y confianza a las personas con más dificultades; la confianza en la recuperación de un proyecto estable de vida".

Las ayudas al alquiler de vivienda son una línea prioritaria dentro del Plan de Vivienda de La Rioja 2013-2016. En la actualidad, 1.135 personas se benefician de estas ayudas por un importe de 1,75 millones de euros.

La ayuda al alquiler del Gobierno de La Rioja pretende reducir el esfuerzo económico para afrontar el pago del alquiler. En concreto, se cubrirá hasta el 40% de la renta anual de la vivienda habitual, con un máximo anual de 2.160 euros. La ayuda se concederá por un plazo de 12 meses, a partir de 2017.

Los beneficiarios deben tener nacionalidad española o residencia legal en España. Los ingresos de la unidad familiar deberán ser inferiores a 18.637 euros o 22.365 euros en caso de contar con cargas familiares; un alquiler igual o inferior a 450 euros mensuales y, por último, el esfuerzo económico dedicado al pago del alquiler debe ser superior al 25% de los ingresos. Además deben estar al corriente de las obligaciones tributarias y con la Seguridad Social.

Esta línea de ayuda se incluye dentro del Plan de Vivienda de La Rioja 2013-2016 para impulsar el acceso a la vivienda a través de alquileres a precios asequibles y la rehabilitación edificatoria.