1 de diciembre de 2017

Consejo de GobiernoImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoEl Consejo de Gobierno ha autorizado hoy un gasto de 16.160.000 euros para la convocatoria de siete líneas de ayuda que favorezcan actuaciones e inversiones para fortalecer el sector agrario de la región y la actividad económica en el medio rural, garantizando al mismo tiempo su desarrollo sostenible.

La consejera de Presidencia, Relaciones Institucionales y Acción Exterior, Begoña Martínez Arregui, ha subrayado que estas medidas están "estrechamente vinculadas con el reto de crear empleo y con el reto demográfico, en la medida que contribuyen a incorporar a jóvenes en el medio rural y a fortalecer el empleo en estas zonas".

Con estas ayudas, que se enmarcan en el Programa de Desarrollo Rural de La Rioja 2014-20 cofinanciado por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER), se apoya a los jóvenes que desean incorporarse a la actividad agrícola o ganadera, la mejora de las explotaciones, la renovación de caminos rurales, los proyectos que realicen las comunidades de regantes, la experimentación y la participación de los Grupos de Acción Local que gestionan el programa Leader.

Incorporación de jóvenes agricultores

El Gobierno de La Rioja destinará 2,4 millones de euros a la incorporación de jóvenes a la actividad agraria, medida que persigue el rejuvenecimiento del sector. Para ser beneficiarios, los jóvenes interesados deben presentar un plan empresarial viable y sostenible; alcanzar la condición de agricultor a título principal en el plazo de 18 meses y que su explotación sea considerada prioritaria. El joven beneficiario de la ayuda adquiere el compromiso de permanecer en la actividad agraria durante los cinco años siguientes a su instalación, período en el que contará con un tutor para asesorarle en el desarrollo del plan.

Este año se han incorporado 81 jóvenes, 20 de ellas mujeres, a la actividad agraria en La Rioja.

Inversiones en las explotaciones agrarias

Por otra parte, se establece una partida de 3,2 millones para apoyar la mejora y modernización de las explotaciones agrarias. Las ayudas serán del 40% sobre la inversión total que se realice, aunque podrán incrementarse un 10% en los casos de que el titular de la inversión sea joven agricultor beneficiario de las ayudas de incorporación y presente la solicitud en los cinco años siguientes a su instalación, y para aquellas explotaciones situadas en la Red Natura 2000 y zonas con limitaciones naturales de montaña.

En la última convocatoria se aprobaron 260 planes de mejora, que suman una inversión conjunta de 9,9 millones de euros, y ninguna solicitud fue denegada por falta de presupuesto.

Creación o mejora de caminos e infraestructuras municipales

Para la creación o mejora de caminos e infraestructuras, se ha consignado un presupuesto de un millón de euros. Los beneficiarios de estas ayudas son ayuntamientos, agrupaciones de municipios o mancomunidades que dispongan de ordenanzas para la conservación de caminos y otras infraestructuras (depósitos de llenado para equipos de productos fitosanitarios, fosos de tratamientos zoosanitarios, abrevaderos, mangas de tratamiento, muelles de carga o básculas), que condicionan en gran medida el desarrollo de los sectores agrario y forestal.

Las ayudas concedidas en la última convocatoria, que suman un importe de 1,4 millones de euros, permitirán acometer 55 actuaciones en caminos y otras infraestructuras.

Estrategia de desarrollo local participativo-LEADER

Por otra parte, las iniciativas que respalden los Grupos de Acción Local de La Rioja (CEIP Rural, La Rioja Suroriental y ADRA) dentro del programa Leader podrán beneficiarse de una línea de ayudas dotada con 3.531.000 de euros.

El objetivo de esta medida es fomentar la diversificación de las economías rurales y las inversiones que generen actividad económica y creación de empleo; mejorar la calidad de vida en el medio rural, avanzar hacia un desarrollo territorial equilibrado, y promover acciones dirigidas a la mitigación y adaptación al cambio climático y la protección de los recursos naturales y patrimoniales; además de estimular la innovación y la transferencia de conocimientos en el sector agroalimentario.

Ayudas para la mejora de infraestructuras de riego

El Gobierno de La Rioja destinará 5 millones de euros en la nueva convocatoria de ayudas para mejora de infraestructuras de riego, cuyo objetivo es reforzar la competitividad del sector agrario mediante la modernización de los regadíos a través de proyectos que potencien el ahorro y la eficiencia en el uso del agua. Los beneficiarios son las comunidades de regantes.

Se trata de una convocatoria plurianual, para inversiones de diferente envergadura que pueden finalizar durante los años 2019, 2020 y 2021.

En esta convocatoria, un total de 15 comunidades de regantes han recibido 2,7 millones de euros a través de esta línea de ayudas.

Inversiones en entidades asociativas

Con esta medida, que contará con un presupuesto de 700.000 euros, se persigue incentivar las inversiones que supongan una mejora de los rendimientos y la sostenibilidad de las explotaciones y la mejora de las condiciones de vida y trabajo de los agricultores, mediante un uso adecuado de los recursos, incluyendo la innovación, las nuevas tecnologías y, respetando siempre el medio ambiente.

Los beneficiarios serán Cooperativas, Sociedades Agrarias de Transformación (SAT), Agrupaciones de Tratamientos Integrados en Agricultura (ATRIAS) o Agrupaciones de Defensa Sanitaria Ganadera (ADSG) y aquellos entes creados y participados por Organizaciones Profesionales Agrarias siempre que su finalidad sea la prestación de servicios a los titulares de explotaciones asociadas.

En la última convocatoria, la Consejería de Agricultura ha concedido ayudas por importe de 734.039 euros para acometer cuatro proyectos que suman una inversión total de 1,8 millones de euros.

Experimentación agraria

Por último, el Ejecutivo riojano reserva para los próximos cinco ejercicios una partida de 279.000 euros para impulsar, a través de campos demostrativos, la investigación sobre cuestiones relacionadas con nuevas técnicas de producción, variedades de cultivo o la mejora de la eficiencia energética y el ahorro en el uso del agua; y de este modo, contribuir al incremento de la competitividad del sector agrario.

Este año, se está trabajando en una veintena de campos demostrativos sobre diez cultivos (viñedo, almendro, nogal, plantas aromáticas…) y tres de los ensayos se centran en instalaciones de regadío.