26 de febrero de 2016

El Gobierno de La Rioja ha autorizado hoy la encomienda de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente a Tragsatec para la realización del seguimiento y tutela a los jóvenes que se inicien en la actividad agraria y sean beneficiarios de las ayudas que contempla el Programa de Desarrollo Rural de La Rioja 2014-2020, por un importe de 110.294 euros.

La portavoz del Ejecutivo regional, Begoña Martínez Arregui, ha resaltado que "la gente joven es vital para el futuro de nuestro campo y de nuestros sectores económicos" y ha recordado que "así como lo entiende nuestra Comunidad, también lo entiende Europa; por lo que la propia PAC promueve el relevo generacional y el surgimiento de nuevas iniciativas en el campo".

La nueva Política Agraria Común (PAC) incorporó medidas adicionales para favorecer el relevo generacional en el campo y favorecer la creación y el desarrollo de nuevas actividades económicas en el sector agrícola. En este sentido, la medida dirigida a facilitar la incorporación de jóvenes agricultores introdujo algunas novedades dentro de los requisitos para recibir ayudas, como la presentación de un plan empresarial rentable y sostenible y la puesta en marcha de un sistema de tutelaje individualizado durante los primeros años de inicio de la actividad.

En el nuevo periodo de programación que se ha abierto, la Consejería de Agricultura prevé destinar un total de 18,4 millones de euros a ayudar a los jóvenes que quieran emprender en el sector agrario. El joven debe adquirir el compromiso de permanecer en la actividad agraria durante los cinco años siguientes a su instalación y durante este tiempo se le asignará un tutor para asesorarle en el desarrollo del plan y realizar un seguimiento de su evolución.

Con la creación de la figura del tutor se pretende mejorar el apoyo que se presta a los jóvenes agricultores y, además, garantizar una adecuada orientación teórico-práctica para que el proyecto empresarial sea viable. Entre sus funciones se encuentran también las de ayudar al cumplimiento de las tareas que asumen (cuaderno de explotación, condicionalidad, plan de uso sostenible de fitosanitarios…), orientarles sobre los curos de formación y facilitar su relación con la Consejería.

El Programa de Desarrollo Rural de La Rioja establece una prima única de 40.000 euros para la puesta en marcha del proyecto que se abonará en dos tramos, un 60% al inicio de la ejecución del plan empresarial y el 40% restante una vez que se haya ejecutado. Las inversiones que requiera el joven para la ejecución de su plan empresarial podrán contar también con las ayudas destinadas a la modernización de explotaciones.