23 de marzo de 2016

El Gobierno de La Rioja ha aprobado hoy un gasto de 568.000 euros para financiar la prórroga del contrato del servicio de ejecución de medidas de medio abierto y reinserción social de los menores infractores en nuestra comunidad. Se trata de un presupuesto que se ejecutará en los ejercicios 2016 (177.492,58 euros), 2017 (283.999,01 euros) y 2018 (106.516,33 euros).

Para llevar a cabo este servicio en mayo de 2014 se suscribió un contrato con la Fundación Pioneros en el que se expresaba que antes de la finalización de dicho contrato, en mayo de 2016, y por acuerdo de ambas partes se podría prorrogar sin que la duración total del mismo pudiera exceder los cuatro años. Por ello, y dado que el Ejecutivo riojano valora positivamente el trabajo que está desarrollando Fundación Pioneros, la prórroga de este contrato se extiende del 16 de mayo de 2016 hasta el 15 de mayo de 2018.

En concreto, se trata de las medidas de régimen abierto y reinserción social que dictamina el juez para los menores infractores de nuestra comunidad: Libertad Vigilada (LV); realización de tareas socioeducativas (TSE); Prestaciones en Beneficio de la Comunidad (PBC); y reparación del daño causado a la víctima. Todo ello coordinado por un equipo técnico multidisciplinar compuesto por seis educadores, un trabajador social, una psicóloga y un administrativo.

La portavoz del Gobierno de La Rioja, Begoña Martínez Arregui, ha explicado que los fines de la aplicación de este tipo de medidas son, principalmente, "aunar el control como respuesta jurídica y la educación como elemento social, y evitar la reincidencia del menor y su internamiento". Por ello, el trabajo que se realiza con los jóvenes aspira, entre otros objetivos, a lograr que se responsabilicen de su conducta y de las consecuencias que los hechos cometidos puedan acarrear; facilitar su proceso de maduración y realizar intervenciones en el ámbito familiar.

En este sentido, Martínez Arregui ha resaltado que se trata de programa "educativos que ayudan al menor a responsabilizarse del delito y a mejorar su madurez personal".

En 2015 se ha trabajado con 175 menores (139 hombres y 36 mujeres) y se han atendido 205 expedientes judiciales (79 PBC; 59 LV; 52 TSE y 15 reparaciones). Los usuarios de este programa son menores de edades comprendidas entre los 14 y los 18 años aunque es posible que se trabaje con mayores de edad si han cometido delitos con menores de 18 años (7% del total). La mayoría de estos usuarios son de nacionalidad española (130 de los 175 menores).

Dentro de servicio se llevan a cabo diferentes programas entre los que destaca el programa Reencuentro de intervención en situaciones de conflicto familiar ocasionadas por violencia filioparental, para tratar de mitigar y solventar, en la medida de lo posible, este tipo de conflictos. Además, se llevan a cabo el programa denominado Servicio de Intermediación Orientación Laboral, para el desarrollo de competencias personales y profesionales; el programa Convive, que potencia las habilidades personales y sociales de los menores con el fin de conseguir un mayor bienestar personal y una mejora de sus interacciones con su entorno social, y el programa de seguridad vial.