3 de mayo de 2017

Nagore viñedoImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoEl consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Iñigo Nagore, ha reiterado hoy que el reparto de nuevas autorizaciones para plantación de viñedo que se ha realizado "ha sido y será transparente", y que se están dando los pasos anunciados desde el inicio del proceso para conseguir, en la medida que lo permite la normativa, un resultado lo más justo y cercano posible a la realidad del sector vitivinícola riojano.

En este sentido, Íñigo Nagore ha recordado que el pasado mes de diciembre la Consejería ya advirtió que se endurecerían los criterios de acceso para futuros repartos de viñedo y que, de forma paralela, se iba a controlar y revisar que los beneficiarios del primer reparto cumplían con lo exigido. "Y esto es lo que precisamente hemos hecho y en lo que seguimos trabajando. No sólo había que cumplir unos criterios en el momento de la solicitud, sino que también se tenían que cumplir los compromisos adquiridos" ha añadido Nagore.

En este sentido, ha pedido al PSOE una rectificación por sus declaraciones en las que hablaba de un "problema de corrupción", al afirmar que el proceso de reparto ha sido denunciado en la Fiscalía, "cuando la realidad es que el Gobierno de La Rioja ha remitido un solo expediente del proceso, que tiene 646 beneficiarios, ante una posible falsedad en la documentación presentada por parte del solicitante. Las acusaciones de la diputada Andreu extienden injustificadamente la sombra de la sospecha a todos los adjudicatarios", ha señalado el consejero.

Nagore ha insistido en la limpieza de un proceso complicado donde "hay cuestiones que se pueden controlar en el momento de presentar la solicitud, pero hay otras que requieren una investigación y revisión posterior". Y precisamente, el hecho de que el Gobierno de La Rioja no tenía nada que ocultar es algo que ha podido comprobar el PSOE cuando ha tenido acceso a la información de todos los expedientes. "Fue precisamente durante esa revisión cuando pudieron comprobar que en el citado expediente constaba un informe interno de la Consejería en el que se detalla que, tras diversas indagaciones efectuadas, existían elementos suficientes para iniciar la revisión de oficio de la concesión efectuada a un beneficiario, así como para efectuar su remisión a la Fiscalía a través de la Dirección General de Servicios jurídicos".

Por otro lado, en respuesta a las críticas del PSOE sobre el retraso para acceder a esta información ha indicado que "se olvidan de que no acudieron a la cita inicialmente concertada" y solicitaron posteriormente una nueva fecha. Y ha aclarado que si sólo revisaron seis expedientes es porque no han mostrado interés en ver ninguno más.

La responsabilidad de la veracidad de los datos y de la documentación aportada, ha precisado Íñigo Nagore, incumbe a quien la presenta como ocurre en todas las líneas de ayudas que se gestionan desde esta Consejería. Por este motivo, "siempre que se detecte cualquier irregularidad, falsedad o incumplimiento de compromisos, se procederá según establezca la norma pudiendo llegar incluso a su remisión a la Fiscalía cuando se constaten indicios de la comisión de algún delito". Una circunstancia que no es inusual en el sector agrario, ya que ha tenido lugar en otras líneas de ayuda sin que ello pueda servir como excusa para cuestionar todo un procedimiento ni a todos los beneficiarios del mismo.

Para Nagore, todo el trabajo que se está realizando en controles a posteriori y el envío de este expediente a la Fiscalía son una prueba de la contundencia del Gobierno de La Rioja ante los posibles intentos de fraude por parte de algunos solicitantes y del empeño para lograr un reparto lo más justo posible.

Por ello, la Consejería quiere lanzar un mensaje a todos los solicitantes de ayudas, dado que deben ser conscientes de que determinadas conductas pueden tener implicaciones penales. "Deben saber que no vale todo en los procedimientos que gestionamos". Pero a su vez, el PSOE también "debe ser consciente de que tampoco vale todo a nivel político y sus declaraciones se sitúan en un terreno bastante alejado de la realidad, con el único objetivo de tergiversar la información y confundir al ciudadano".

Reparto de autorizaciones para 2017

Aunque desde el Gobierno de La Rioja se ha trabajado para mejorar los criterios de admisibilidad en esta nueva convocatoria, porque la modificación del Decreto no será hasta 2018, este nuevo reparto será también complejo "teniendo en cuenta que se ha incrementado en un 73% la superficie solicitada por los viticultores riojanos respecto a 2016", ha avanzado Íñigo Nagore, para quien esta elevada demanda de plantaciones es "un caso único" a nivel nacional.

Si en el primer reparto de 387 hectáreas para la DOC Rioja, los viticultores riojanos solicitaron 4.616 hectáreas, de las que finalmente se admitieron 4.218; para el próximo reparto de 645 hectáreas, la Consejería de Agricultura ha recibido peticiones de nuevas autorizaciones para 8.018 hectáreas.

"El propio sector nos pone las cosas muy difíciles, pero desde la Consejería nos guía el mismo objetivo que al inicio del proceso, que al final reciban las nuevas autorizaciones quienes puedan justificar que cumplen verdaderamente las condiciones exigidas", ha concluido el consejero.